MINUTO X MINUTO


1-DiputadosCamacho dijo que fueron los grupos parlamentarios los que decidieron la distribución

 

MÉXICO, DF.- Los diputados asignaron 9 mil 948 millones de pesos al nuevo Fondo para el Fortalecimiento de la Infraestructura Estatal y Municipal, que sustituye a los fondos que en años anteriores fueron usados por legisladores para cobrar moches, dentro del Presupuesto de Egresos 2016.

Dividido entre 500 diputados, en promedio cada legislador tuvo el derecho de decidir dónde aplicar los 20 millones de pesos que les corresponderían individualmente.

Aunque el coordinador de la fracción priista, César Camacho dijo que fueron los grupos parlamentarios los que decidieron la distribución.

“Cada fracción al interior determinará cómo los procesa en el entendido que a cada uno le tocan 20, y cada uno determinará, insisto, de cara a su electorado, de cara a la opinión pública, cuál fue el destino de los recursos”, afirmó Camacho por la mañana.

El priista presumió reglas de operación para que la Auditoría Superior de la Federación fiscalice los recursos, aunque sólo lo hará al 20 por ciento de las obras presupuestadas con ese fondo.

Del total de recursos del fondo de infraestructura, los diputados y/o sus fracciones asignaron a sus municipios preferidos 7 mil 462.3 millones de pesos, en tanto que para los estados destinaron 2 mil 486.3 millones de pesos, siendo el Estado de México el más beneficiado.

Pero, además de este nuevo fondo, los legisladores incluyeron otro denominado Proyectos de Desarrollo Regional al que asignaron 19 mil 771 millones, también para obras en estados y municipios.

Los recursos de este segundo fondo tienen como destino la pavimentación de calles y carreteras, construcción de canchas deportivas, habilitación de infraestructura municipal, así como obras hidráulicas y de drenaje, entre otras, decididas a partir de las preferencias partidistas.

En total, la bolsa extra que los diputados gestionaron para sus estados y municipios sumó 29 mil 719 millones de pesos.

Los diputados aprobaron a la medianoche en lo general el Presupuesto e iniciaron la discusión en lo particular que se votarían durante la madrugada.

El Gobierno federal propuso un Presupuesto total de 4 billones 746 mil 945.7 millones de pesos. Con sus reajustes, los diputados crecieron el presupuesto en unos 17 mil millones de pesos quedando en 4 billones 763 mil 874 millones de pesos.