MINUTO X MINUTO

Ahí Tévez Colombia

Ahí Tévez Colombia


portada-(agencia-el-universArgentia eliminó al conjunto colombiano en penales

 

VIÑA DEL MAR, Chile.- Amor apache…

Argentina se cansó de perdonarle la vida a Colombia, hasta que apareció el letal Carlos Tévez.

La Albiceleste ya es semifinalista de la Copa América y espera al vencedor del Brasil-Paraguay, pero lo hizo con una dosis de sufrimiento mayúscula, al fallar goles cantados y ya en la tanda de penales al desperdiciar dos opciones para ganar.

El 0-0 en el Estadio El Sausalito se produjo gracias al enorme desempeño del portero David Ospina, el hombre que compensó todas las carencias de los colombianos en el primer tiempo, que sucumbieron ante la intensidad del equipo comandado por Lionel Messi.

No era lógico que se mantuviera el empate luego de la oportunidad que al 25′ tuvieron Sergio Agüero y  Lionel Messi, el primero con un disparo por abajo que se topó con el pie izquierdo de Ospina y el segundo con el cabezazo que no contaba con la rápida reacción del guardameta.

El arquero desvió los centros de Ángel di María, un tiro de Javier Pastore en una acción de madruguete, pero en la que él estuvo atento, y hasta una acción en la que uno de sus zagueros desvió el esférico.

En el rol, Colombia también debía de poner en aprietos a su rival por la calidad de sus jugadores, pero estos se dedicaron a corretear argentinos en el primer tiempo y a cerrar espacios en el segundo, pese a lo cual la Albiceleste estuvo cerca del gol con un remate de Nicolás Otamendi que desvió Ospina y en el que el balón pegó en el poste antes de que Camilo Zúñiga lo despejara y minutos después con la acción en la que Jeison Murillo se barrió a centímetros de la línea de gol para alejar el esférico, desviado por su compañero Cristian Zapata.

Pero en la tanda de penales alzaron la mano como villanos los colombianos Luis Muriel, Camilo Zúñiga y Jeison Murillo, mientras que por Argentina erraron Lucas Biglia y Marcos Rojo, antes de que el “Apache” Tévez se responsabilizara del octavo disparo, ya en la muerte súbita, y mantuviera a su equipo con la esperanza de romper con los 22 años sin ganar un título internacional.

 

No Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.