MINUTO X MINUTO

Brinda atención Clínica del Sueño

Brinda atención Clínica del Sueño


3-100_4301> Realizan estudios para la atención con trastornos del descanso

Previo diagnóstico y evaluación del personal especializado, la Clínica del Sueño del Hospital General 450 ya atiende casos de padecimientos propios de trastornos del descanso, el más común el Insomnio (falta de sueño) por medio de su laboratorio.

Otras alteraciones de acuerdo a la edad, sexo, talla corporal, son la Hipersomnia (sueño excesivo); la Narcolepsia (desequilibrios en la química del cerebro y dormir en cualquier parte); Apnea durante el sueño (periodos repetitivos sin respirar mientras duerme) y Parasomnias (actividad mientras se duerme, movimientos de piernas o pies, pesadillas, etc.).
Iván Saúl Herrera Jiménez, médico psiquiatra con subespecialidad de Trastornos del Sueño, comentó para Victoria de Durango sobre el interés de que sea conocida dicha clínica y acuda a utilizar los servicios la población que por los síntomas pudiera tener un padecimiento o alteración del sueño, aunque aclara que la prueba es totalmente indolora.
Actualmente el Hospital General 450 cuenta ya con el laboratorio para aplicar las pruebas y uno de los estudios a practicar se denomina de “Latencias Múltiples”, que consiste en poner en diferentes partes del cuerpo (cabeza, cara, pecho, piernas, al lado de los párpados, mano) electrodos para medir desde los impulsos cerebrales hasta la actividad de diferentes partes del cuerpo que se suponen están en una fase de descanso y relajación total.
“Este estudio se realiza de las 22:00 a las 06:00, es decir de la noche a la mañana por ocho horas consecutivas de sueño, donde a través de equipo especializado se ve en el monitor durante ese lapso de tiempo las fases del suelo del paciente y el especialista, previa interpretación de los datos obtenidos, puede diagnosticar el tipo de alteración”, refiere.
Explicó el especialista en alteraciones del sueño que el laboratorio tiene capacidad para realizar diez estudios a la semana, es decir dos por noche, donde personal capacitado vigila los aparatos y registra todo en el equipo y por medio del monitor, verifica el comportamiento de cada electrodo a través de la pantalla donde arroja una curva o línea con valores muy particulares por evaluar.