Loading

Cambian cara a sector energético

1-Sector-energéticoTambién, se establece un esquema que se acerca a las prácticas mundiales

MÉXICO, DF.- La reforma energética terminará con los monopolios petrolero y eléctrico, permitirá la competencia entre empresas por aprovechar los recursos naturales y establece una nueva manera de captar inversiones.

Petróleo sin monopolio
En 1938, cuando se monopolizó el sector petrolero, el mundo se preparaba para entrar en una segunda guerra mundial y las empresas petroleras eran sumamente poderosas, lo cual hizo que los gobernantes del País en esos años protegieran a la industria nacional y fomentaran el desarrollo interno con cierres a la inversión privada.
Hoy, este panorama no es el mismo, por lo cual México tuvo que optar por la modernización de permitir la inversión de capitales particulares por primera vez en 75 años, dijo Luis Miguel Labardini, analista de Marcos y Asociados.
La reforma energética plantea que serán empresas petroleras, nacionales o extranjeras, pero de inversión privada, las que compitan por extraer los hidrocarburos, refinarlos, distribuirlos y comercializarlos en el País.
También, se establece un esquema que se acerca a las prácticas mundiales, como el despacho de combustibles de marcas no gubernamentales y la fluctuación del precio conforme a mercados, añadió el experto.
Fluvio Ruiz, consejero profesional de Petróleos Mexicanos (Pemex), señaló que el reto de la empresa está en ser un agente preponderante, habiendo competencia en el sector.
Celebró que se haya mantenido y fortalecido la figura de empresa productiva del Estado que propuso el Partido de la Revolución Democrática en su iniciativa de reforma energética, la cual se debilitó en la del Ejecutivo, pero se pudo reasegurar en el debate legislativo.
El especialista, quien está interesado en formar parte del nuevo consejo de administración que va a tener la paraestatal, expuso que el reto en la implementación de los cambios será mantener el espíritu de la reforma y no diluirlo.
Finalmente, Ruiz señaló que los órganos reguladores de hidrocarburos cambiaron su naturaleza jurídica para estar ahora fuera de la administración de la Secretaría de Energía, pero al mismo tiempo se les impusieron nuevas responsabilidades.

Electrificar al País
En el caso eléctrico, la iniciativa privada -que estaba sujeta a las decisiones de la Comisión Federal de Electricidad (CFE)- podrá ahora invertir tanto en generación como en comercialización de energía.
A su vez, se crea un mercado donde la compra-venta de energía entre particulares es posible.
Miguel Toro, analista del Centro de Investigación para el Desarrollo (CIDAC), señaló que antes de la reforma energética, el mercado mexicano sólo tenía un proveedor que hacía todas las actividades en la industria: generar, operar y administrar la electricidad.
Aunque había esquemas de generación privada, como los productores independientes de energía, éste sólo podía vender su electricidad a la CFE, si no la consumía.
Ahora, por primera vez se romperá el monopolio en el sector, donde una empresa podrá comprarle la energía a otra firma sin que intermedie la paraestatal forzosamente.
La Ley de la Industria Eléctrica que promulga hoy el Presidente Enrique Peña, establece que las tarifas eléctricas serán determinadas por la Comisión Reguladora de Energía, excepto aquellas del suministro básico, destacó el especialista.
Juan Pablo Castañón, presidente de la Coparmex, señaló que la reforma energética permitirá, con el tiempo, contar con tecnologías de generación más eficientes.
Esto tendrá un impacto directo en el costo-País, agregó.
Desde las pequeñas y medianas empresas se observa la posibilidad de coinvertir en plantas de electricidad que permitan abatir costos.
También interesan las asociaciones público privadas en la construcción de centrales hidroeléctricas en Estados donde se puede aprovechar esta fuente energética.

Comenta con Facebook