Loading

Carece Durango de centro de atención para bulimia y anorexia

1-anorexiaNo hay en Durango un centro integral para atender este tipo de enfermedades

En Durango, se carece de un centro para la atención integral de bulimia y anorexia, los casos que son atendidos en instituciones de salud son canalizados a centros especializados, principalmente en la ciudad de México.
De acuerdo a los estudios realizados por especialistas, comer demasiado como resultado de la tensión, los malos hábitos de nutrición y las comidas de moda son problemas alimenticios comunes entre los jóvenes. Además, hay dos desórdenes siquiátricos de la alimentación, la anorexia nerviosa y la bulimia, los cuales están en aumento entre las muchachas adolescentes y mujeres jóvenes y que a menudo se da en la familia. En los Estados Unidos, 10 de cada 100 mujeres jóvenes sufren de un desorden de la alimentación. Estos dos desórdenes de alimentación también se dan en los varones, pero es menos frecuente.
Los padres preguntan a menudo cómo se pueden reconocer los síntomas de la anorexia nerviosa y de la bulimia. Estos desórdenes se caracterizan por la preocupación por la comida y la distorsión de la imagen del cuerpo. Desgraciadamente, muchas adolescentes esconden de su familia y amigos estos desórdenes serios y a veces fatales.
En este sentido, el director el Instituto de Salud Mental, Alan Flores, señala que se tiene conocimiento de varios casos de este tipo (anorexia y bulimia) las problemáticas fueron atendidas por separado, sin embargo, debido a la gravedad de la situación, hubo la necesidad de enviarlos a la ciudad de México, específicamente al Instituto de Nutrición. Cabe mencionar que algunos de los pacientes iban con el problema muy avanzado.
Mencionó el entrevistado que en Durango no hay un centro integral para la atención de la bulimia y anorexia, debido a que los casos que se presentan son relativamente pocos, aunque no menos graves, además considera que en las instituciones de salud se tiene la capacidad médica para iniciar un tratamiento, se canalizan.
Alan Flores informa que de los trastornos de alimentación, quizá los más graves son la bulimia y la anorexia, y se considera que prácticamente se detecta el caso hasta cuando ya la persona está a punto de fallecer.
“Se detecta hasta cuando ya hay alteraciones metabólicas, además se sabe que los pacientes sabotean sus tratamientos, tanto la anorexia como la bulimia tienen o pueden tener cierta similitud, es decir, en ambos casos, se tiene un distorsión de la imagen corporal a pesar de que no estén con sobrepeso y obesidad, ellos y ellas se ven así, y lo primero que piensan es que estoy gordo o gorda y tengo que bajar de peso”.

TRATAMIENTO MULTIDISCIPLINARIO
El titular del Instituto de Salud Mental, Ala Flores, señala que tanto la bulimia como la anorexia son enfermedades con un avanzado estado de gravedad, el pronóstico es muy malo, sin embargo, su tratamiento debe ser multidisciplinario y consiste en atención psicológica, psiquiátrica, en este punto debe ser al paciente y a su familia, atención a la salud física como medicina interna, tratamiento nutricional, ver y saber cómo se encontraba al principio el metabolismo y cómo ha avanzado la recuperación, saber qué tipo de alimentos deben comenzar a consumir de nuevo; es común ver en este tipo de pacientes que exista ya atrofia en las vellosidades intestinales, es decir, no solo es volver a comer, el tratamiento es poco a poco.
Sin embargo, Durango carece de un centro integral para atender este tipo de enfermedades; en la entidad lo que se hace es tratar el caso por separado, es decir, en un lugar se atiende el aspecto nutricional, en otro el psicológico, en otro el psiquiátrico, etc.
Es preciso mencionar que la mayoría de los casos de bulimia y anorexia se dan porque en casa los papás o los padres de familia no se dan o no se quieren dar cuenta; sin embargo, es en la misma casa es donde se van originando estos problemas de trastornos alimenticios y es precisamente o por la sobreprotección o por la forma de expresarse hacia ellos.

SE SALVAN
El especialista en salud mental Alan Flores señala que estadísticamente el 50 por ciento de las personas que entran en tratamiento por bulimia o anorexia logran salvarse, el resto abandonan su tratamiento en los primeros cambios de mejoras, y en esto tienen mucho que ver los papás, y es que se sabe que son los papás quienes dicen que ya no es necesario que ellos vayan con el psicólogo o con psiquiatra, ahí es cuando el o la paciente se viene abajo, es cuando se tienen las mencionadas recaídas.

ATAQUES EN LA ESCUELA
Otra de las circunstancias que originan estos padecimientos graves como la bulimia o como la anorexia se originan en las escuelas, es precisamente por los comentarios despectivos que hacen los compañeros hacia una persona (mujer) con obesidad o sobrepeso, y con tal de ya no ser la víctima, hacen hasta lo imposible por bajar de peso, solo que con estos trastornos lo único que están logrando es hacerse daño a la salud.

Comenta con Facebook