Loading

Escriben y dibujan sobre uno de sus rituales

Nueve jóvenes indígenas de San Pedro de Xícoras dibujaron y escribieron sobre uno de sus rituales tradicionales, el Xuravet

El Museo de Culturas Populares, en el marco del V Festival de Culturas Populares, se engalanó para la presentación del libro ilustrado “Xuravet”, del artista plástico duranguense Jesús Israel Torres Moreno. Los comentarios del libro estuvieron a cargo del escritor Horacio Alejandro González Sánchez.

El libro fue resultado de un taller aplicado por medio del Programa de Apoyo a las Culturas Municipales y Comunitarias (PACMYC), en la comunidad de San Pedro Xícoras, pueblo que destaca por tener una variante única en el país de la lengua náhuatl, el mexicanero. Los participantes del taller recibieron un adiestramiento sobre grabado y escritura donde plasmaron sus tradiciones y narrativas, entre ellas, la más representativa, el ritual Xuravet.

Horacio Alejandro, comentó sobre los mitos y rituales con función explicativa dentro de la cosmología y cosmogonía, estos entran en una comunión constante con la comunidad y se ven reflejados en las actividades de la misma.

En los comentarios hechos por Jesús Israel Torres, señaló que el Xuravet es un “ritual integral del ser humano con el todo”. De la misma manera, habló de la realización del libro que consta de narraciones y grabados por jóvenes de la comunidad de San Pedro Xícoras, la cual se plasma en las páginas a través de la técnica de grabado en linóleo y en serigrafía, además de contar con un encuadernado y bordado hecho a mano, lo cual lo convierte, en palabras de González Sánchez, “una obra de arte de cabo a rabo”.

Las lenguas en la que está escrito el libro, que consiguió un primer tiraje de 50 ejemplares, son mexicanero y o’dam, todo a puño y letra de los participantes, con el cuidado de “motivar la creación literaria y creación gráfica de los pueblos originarios”, según puntualizó Torres Moreno.

Por último y a conclusión del evento, la agrupación “Los Meseños” tocaron algunas canciones de su repertorio de música regional mexicana tanto en español como en náhuatl, valiéndose de contrabajo, bajosexto, violín, acordeón y una voz, que, sin necesidad de micrófono, invadió toda la sala.

opcional entre texto

pie de foto

Comenta con Facebook