Loading

Fracasan sanciones de CJF

1-Fracasan-sanciones

En 2014 y 2015, al menos tres juzgadores removidos recuperaron sus puestos

 

Víctor Fuentes
Agencia Reforma

MÉXICO, DF.- El Consejo de la Judicatura Federal (CJF) sigue sin poder sostener las sanciones que aplica a jueces por presuntas irregularidades.

En 2014 y 2015, al menos tres juzgadores removidos por el CJF recuperaron sus puestos por orden de la Suprema Corte de Justicia.

El caso más reciente es el de Luis Alberto Ibarra Navarrete, juez de distrito con sede en Guadalajara destituido en 2011 por múltiples causas, entre ellas usar al personal de su juzgado para apoyar a su hermana en un litigio.

Ibarra tiene derecho al pago de 51 meses de salarios caídos, equivalentes a casi 10 millones de pesos, luego de que el pleno de la Corte echó abajo su destitución el pasado 22 de junio por siete votos contra dos.

La Corte también anuló la destitución de Enrique Torres Segura, juez de Zacatecas removido en 2012 luego de que se negó a desahogar un testimonio de una causa penal por medio de videoconferencia.

“El CJF se extralimitó en el uso de sus facultades administrativas, al trastocar el ámbito jurisdiccional al pretender obligar al juzgador a desahogar ciertas diligencias vía exhorto, pese a que debía ser el propio titular quien con base en el análisis respectivo determinara si procedía o no el desahogo, lo cual es optativo y no obligatorio”, resolvió.

Miguel Ángel Ramos Pérez, magistrado de circuito adscrito a un tribunal colegiado de Toluca, también derrotó en la Corte al CJF, que en mayo de 2011 rechazó ratificarlo -medida similar a una destitución- por supuesto hostigamiento laboral a una empleada que se negó a una relación sexual.

Ramos ganó dos veces en la Corte, hasta que en junio pasado el CJF tuvo que ratificarlo con efectos a partir de marzo de 2011, con lo que el magistrado recibió más de cuatro años de salarios caídos.

 

Comenta con Facebook