Loading

Muere basquetbolista en pleno juego

Infarto agudo al miocardio, la causa

Luis Pineda

Ayer al mediodía se registró el deceso de un deportista más en la capital del estado, se trata de Édgar “La Tuga” Irigoyen, de apenas 33 años, quien en pleno juego de basquetbol sufrió un infarto agudo al miocardio, la información fue corroborada en la Fiscalía General del Estado.
El hecho ocurrió en el auditorio del Cobaed La Forestal, en donde domingo a domingo se desarrollan partidos de distintas ligas, en este caso se trata de la Candón Guzmán Dominical.
De acuerdo a la información recabada en el lugar de los hechos, el ahora occiso jugaba para el conjunto La Constancia, de la Villa de Nombre de Dios, y disputaba el encuentro contra el equipo de Banquetes JR.
Afirman los testigos y sus compañeros de juego que Édgar andaba muy motivado, incluso con jugadas espectaculares, sin embargo, en un momento dado, simplemente se desvaneció, los árbitros intentaron reanimarlo, solo que los esfuerzos fueron inútiles pues el muchacho murió en cuestión de segundos.
De este hecho tomó conocimiento el agente del Ministerio Público en turno, quien determinó que Édgar “La Tuga” Irigoyen murió de un infarto agudo al miocardio, es decir, su deceso fue fulminante.

RESPONSABILIDADES
Es preciso señalar que las ligas de cualquier deporte al menos en la capital del estado, se deslindan de este tipo de tragedias desde la convocatoria, pues simplemente queda establecido como un riesgo deportivo.
Además en los campos deportivos, auditorios o lugares donde se practica el deporte amateur no hay ninguna garantía para los practicantes, pues se carece de todo tipo de personal profesional que al menos brinde los primeros auxilios.
El deceso de Édgar Irigoyen se suma a la larga lista de deportistas que han dejado de existir justamente en la práctica del deporte de sus amores.

Comenta con Facebook