Loading

Registran vejaciones a reclusas

1-CNDHEl informe de la CNDH se realizó con relación al trato digno, la legalidad y la seguridad jurídica

MÉXICO, DF.- Las violaciones a los derechos humanos de las internas en los centros de reclusión son una constante, pero en el estado de Guerrero se registran el mayor número de irregularidades.

De acuerdo con el Informe Especial sobre las Mujeres Privadas de la Libertad en los Centros de Reclusión de la República Mexicana elaborado por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), en todo el País el promedio de irregularidades es de 14, pero en los Centros Regionales de Reinserción Social de Chilpancingo y Acapulco la cifra se dispara hasta 21.
El informe de la CNDH se realizó con relación al trato digno, la legalidad y la seguridad jurídica, la protección de la salud, la integridad personal y la reinserción social de las mujeres reclusas.
El reporte detalla que 60 internas alojadas en 33 Centros de Reclusión en Baja California, Baja California Sur, Chiapas, Chihuahua, Coahuila, Colima, Distrito Federal, Estado de México, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Veracruz y Yucatán, refirieron haber sido víctimas de golpes por parte del personal del establecimiento.
Internas del Centro de Reclusión de Nezahualcóyotl Bordo de Xochiaca, en el Estado de México, señalaron que fueron víctimas de abusos de tipo sexual.
Se detectó que 17 Centros de Reclusión de Baja California, Baja California Sur, Coahuila, Estado de México, Jalisco, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Puebla, Quintana Roo, Tabasco y Tamaulipas, presentan sobrepoblación lo que provoca que un considerable número de internas duerman en el piso.
En 20 establecimientos penitenciarios de Coahuila, Chihuahua, Distrito Federal, Guerrero, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Sinaloa, Sonora, Tamaulipas y Veracruz, existe la presencia de prostitución.
En el Centro de Tanivet, Tlacolula en Oaxaca, la sección femenil y el área para internos con discapacidad psicosocial están dividas por una malla ciclónica, lo que permite la convivencia entre hombres y mujeres a tal grado que se han presentando casos de internas que han mantenido relaciones sexuales con internos.
Asimismo, se confirmó la falta de atención médica, inexistencia de manuales de procedimientos, prohibición de estancia para hijos de las internas, falta de apoyo para desarrollo infantil, deficiencia para la atención de personas con adicciones, insuficiente personal técnico y de seguridad así como falta de capacitación e inadecuada supervisión de los Centros de Reclusión.

Comenta con Facebook