Loading

Tena: Cazador de Águilas

fotota-(archivo)>> Luis Fernando Tena, técnico de Cruz Azul, le ha propinado al América algunos de sus golpes más dolorosos

Édgar Contreras
Agencia Reforma

MÉXICO, DF.- Luis Fernando Tena es especialista en cazar Águilas.
Desde el banquillo, el técnico de Cruz Azul le ha propinado al América algunos de sus golpes más dolorosos. De su autoría es el triunfo por 4-0 de La Máquina sobre los azulcremas en el Verano 99, pero también otros episodios que quedaron para la historia.
Quién no recuerda el gol de Diego Latorre que le dio a los cementeros el triunfo pese a jugar con 10 hombres la Semifinal del Invierno 99 en el Estadio Azteca.
O aun más, incluso sin dirigir a los celestes, la tarde del 15 de octubre de 2005 pasó a la historia porque el modesto Jaguares le quitó a los azulcremas la racha de 28 partidos sin perder en la Liga, la más longeva en el futbol mexicano en aquel tiempo del “ódiame más”.
También al frente de Santos el “Flaco” hizo de las suyas porque a pesar de los pronósticos adversos en Cuartos de Final del Apertura 2002, se metió al Azteca para que el club lagunero ganara en esa sede por primera vez en su historia y echara de la Liguilla al campeón defensor y líder general. La falla del azulcrema Moctezuma Serratos, con el marco abierto, continúa como una de las más absurdas en Fase Final.
A lo largo de 19 años de trayectoria como técnico y comandando a cinco equipos diferentes en sus enfrentamientos contra el América, Tena acumula 13 victorias, 11 empates y seis derrotas.
En la primera Final a la que condujo a Cruz Azul, la de la temporada 1994-95, Tena despachó a las Águilas en la Semifinal al son de 3-2.
Por supuesto que también ha tenido algunos momentos amargos, pero son los menos, como los Cuartos de Final de la temporada 1995-96 en la que los azulcremas se impusieron o en los del Verano 98 en los que también sucumbió, ambos al frente de La Máquina.
Incluso con Tecos, un equipo con una nómina contrastante a la azulcrema, el timonel salió bien librado con dos empates en el Invierno 96 y Verano 97.
Ahora, mientras los americanistas se han cansado de burlarse por golear a Chivas en el Clásico, se les aparece en el camino un viejo verdugo.

Comenta con Facebook