Loading

Causa infertilidad, frustración y soledad 


En el caso concreto de los hombres, el daño resulta más severo

Olga Ramos
Corresponsal
GÓMEZ PALACIO, DGO.-
Los hombres y mujeres, que enfrentan el problema de la infertilidad son víctimas de sentimientos de enojo, culpabilidad, resentimiento, frustración y soledad.
Además deben aprender a convivir con la presión social y familiar que los estigmatiza por no poder tener un hijo biológico. En el caso concreto de los hombres, el daño resulta más severo, pues se cuestiona abiertamente su virilidad y hombría.
José Siller García, especialista,  revela que en los último años, el hombre ha disminuido en más de un 50 por ciento su producción espermática, situación que se atribuye principalmente a factores de contaminación, y es precisamente en regiones como la Comarca Lagunera  que mantienen un nivel de contaminación importante por el uso de insecticidas y productos químicos, en donde los hombres registran un problema grave en su calidad de esperma.
Asimismo, Investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN), dieron a conocer en 1998 mediante un estudio, que son varios los problemas de fertilidad que presentan los hombres de la Laguna, y el cual se enfoca principalmente a la capacidad del esperma para vivir, la capacidad de movimiento del espermatozoide, y el volumen de esperma.
Refieren que a escala nacional, el problema es similar, pues en los años 70, el hombre mexicano producía 70 millones de espermas por litro, actualmente produce 30 millones por litro, lo que refleja  que  en el nuevo milenio el índice de infertilidad masculina se incrementó en un 35 por ciento.
En lo que se refiere a la infertilidad en las mujeres, los factores que aumentan el problema de la reproducción son malformaciones congénitas como obstrucción en las trompas de falopio, uso desmedido de anticonceptivos y dispositivos intrauterinos, a consecuencia de un inicio temprano en la actividad sexual y el padecimiento de infecciones de transmisión sexual.
Los daños que se provocan en las parejas a consecuencia de  los problemas relacionados con la infertilidad en la mayoría de los casos es irreversible y culmina en la separación o el divorcio definitivo.
Se advierte además, un trastrocamiento severo en las relaciones sexuales de las parejas, pues según los especialista, se pierde el placer por hacer el amor, y el coito se convierte en una relación obsesiva cuyo único fin es el de procrear.
El incremento de número de parejas con problemas de fertilidad, obligaron a un grupo de médicos especialistas a abrir el Centro de Reproducción Asistida ubicado en la vecina ciudad de Torreón, para atender a todas las parejas con este tipo de problemas, con la idea  de logran el embarazo gracias a procedimientos como la inseminación artificial, fertilización in vitro, transferencia intratubaria de gametos,  transferencia de embriones e inyección intracitoplásmatica de espermatozoides.
Los riesgos que representan estos métodos son algunos como: embarazos múltiples y deformaciones genéticas, que pueden poner en riesgo no sólo la vida de la madre, sino también del producto, sin embargo, las parejas deciden tomar el riesgo para satisfacer el deseo de tener un hijo biológico.

Comenta con Facebook