Loading

Desestiman jóvenes actividad física

Prefieren hacer caso a lo que dicen los amigos o el internet

Olga Ramos
Corresponsal
GÓMEZ PALACIO, DGO.-
En México, cada vez se está haciendo común que jóvenes de 20 años no realicen actividad física, además de que no acuden con especialistas preparados para atender su problema de sobrepeso pues prefieren hacer caso a lo que dicen los amigos o el Internet.
De acuerdo con especialistas, los menores de edad deben recibir comida sana en las que se incluya frutas y verduras, así como agua  natural, para prevenir la obesidad  infantil, además de adicionar la actividad física.
Hace algunos años el problema de la obesidad era un problema que sólo afectaba a las personas de nivel socioeconómico alto, esto debido a que tenían los recursos para adquirir toda clase de alimentos como carne, harinas, refrescos, entre otros.
El problema ahora se ha generalizado, e incluso va en aumento en la población de bajos recursos, debido a que el consumo de frutas y verduras implica un costo adicional, por lo que tienen que comprar productos de bajo costo densamente calóricos como azúcar, aceite y alimentos procesados.
Las bebidas endulzadas como jugos y refrescos, estos últimos considerados un problema por su alto consumo y contenido calórico, ya que una agua gaseosa de 350 mililitros tiene en promedio 160 calorías. Mientras hace diez años sólo 40 por ciento de los hogares reportó consumir este producto, en la actualidad la cifra es de 70 por ciento.
Se advierte, que las enfermedades crónicas, sobre todo la obesidad, sólo se revertirán con mucha educación y a través de varios años. Para ello se requiere una respuesta social organizada que englobe educación, acción e investigación.
Por lo anterior es fundamental que en este nuevo ciclo escolar 2018-2019, estas acciones se lleven a cabo en las escuelas con el esfuerzo de la sociedad en su conjunto.

Comenta con Facebook