MINUTO X MINUTO

Escolares con riesgos de lesiones



Emite IMSS advertencias a los padres de familia

Olga Ramos
Corresponsal
GÓMEZ PALACIO, DGO.-
El 80 por ciento de los menores de preescolar, primaria y secundaria, están en riesgo de sufrir alguna lesión en la espalda por cargar mochilas pesadas.
El Instituto Mexicano del Seguro Social, previo al inicio del ciclo escolar 2017-2018, hace del conocimiento a los padres de familia, que los pequeños de entre seis y ocho años de edad, tienen mayor probabilidad de sufrir complicaciones porque su constitución física, musculatura y huesos no están adecuados para cargar grandes pesos.
Alerta respecto a posibles problemas de lumbalgia y trastornos en la columna, los cuales se ven incrementados en el primer trimestre del curso escolar cada año, debido a que es el tiempo en el que los menores acuden al colegio con nuevos cuadernos y libros, y es necesario que los transporten diariamente hasta acoplarse al nuevo horario de materias.
Algunos de los síntomas son: Dolores en cuello, hombros y lumbares son complicaciones leves que se manifiestan a corto plazo; así como desviaciones de columna, como la escoliosis idiopática en la adolescencia, son otro tipo de afectaciones que se presenta a futuro en los estudiantes.
La sobrecarga que soporta un niño depende de su edad, peso y características físicas, pero en inicio de clases, las mochilas llegan a pesar hasta 10 kilos y sólo utilizan entre 20 y 30 por ciento de los útiles que transportan, por lo que se recomienda que únicamente lleven los cuadernos y libros que ocuparán para las tareas.
Algunas de las malformaciones también resultan de malas posturas, por lo que es importante que los niños no carguen la mochila de una sola asa, ya que la posición inclinada que adoptan también genera lesiones.
Asimismo, deben sentarse correctamente, no agacharse a levantar objetos pesados doblando el tronco y tener una actividad física que les ayude a mantener un buen tono muscular a nivel abdominal y de la espalda baja, destacó.
Para fortalecer el sistema óseo y la musculatura del pequeño, se sugiere practicar caminata, abdominales, nado y juegos en los que se involucre la actividad física. De igual modo, cargar únicamente con los útiles que se emplearán en casa para la tarea, es ideal para evitar la sobrecarga.
En cuanto a las mochilas, aquellas con ruedas son adecuadas para prevenir lesiones en la espalda; no obstante, hay otro tipo de riesgo como caídas o afectaciones en las muñecas.
Es necesario que las mochilas sean acojinada de los dos tirantes y la parte posterior de la espalda; además, las partes superior y posterior no deben rebasar los hombros y glúteos para que el peso no le gane al niño.