Loading

Está periodismo lagunero de luto

Perdieron la vida Joel Cobos Girado y Samuel Galarza Salazar

Jesús Cázares
Corresponsal

CIUDAD LERDO, DGO.- “El periodismo lagunero se encuentra de luto: Murió Joel Cobos Girado”, escribió una compañera ante el deceso del mencionado.

Sin embargo, muy pocos se dieron cuenta que el 23 de diciembre también dejó de existir Samuel Galarza Salazar, a la edad de 85 años dedicado a la promoción y la difusión periodística de la noticia cotidiana e histórica de Lerdo, durante cerca de 40 años.

Dejó un acervo cultural, puesto que tenía 38 años como periodista, tras los cuales se dedicó a publicar los únicos periódicos y revistas relacionadas con noticias y artículos de la vida pública y social del municipio, que se editaban a veces quincenal o mensualmente.

También distribuía entre la ciudadanía algunos semanarios periodísticos de La Laguna.

Samuel Galarza, fue un hombre muy conocido, quien tuvo una gran vocación en promover y dar a conocer en sus periódicos notas del vivir cotidiano de los funcionarios municipales, artículos serios de crítica política, como la Metralla de José Soto, sin faltar las columnas chuscas como: El chicotito, el pico de gallo, la cartelera. Alerta Política y Crónicas lerdenses del Cronista de la Ciudad, José Jesús Vargas.

El señor Galarza, como era conocido aquí, empezó su actividad periodística con el semanario “La Voz del Norte” en 1980, siendo su directora Patricia Torres.

Continuó su actividad en 1981 en “El Revolucionario”, teniendo como director a Jesús Ortiz. Posteriormente “La Voz de Lerdo”, como director Ángel Márquez, en el que por muchos años Samuel Galarza Salazar fue subdirector.

Por último, la revista “El Clarín de Lerdo”, dirigida por Gerardo Sifuentes V., en la cual Galarza era promotor en la publicidad y de su publicación.

Todos estos ejemplares periodísticos que por 38 años salieron a dar luz al pueblo de Lerdo, se han convertido en un acervo histórico particular, los que Galarza conservó en su archivo, mismos que el ciudadano podrá de cierta manera consultar para armar una historia del quehacer, económico, social y políticos de Lerdo.

Era muy peculiar ver a Samuel con sus periódicos enrollados tomados bajo el brazo, calientitos y recién editados en las máquinas antiguas, primero les entregaba a los pequeños negocios que anunciaban sus productos, eran clientes de publicidad que confiaban en él, y lo apoyaban con la cooperación económica para que las revistas y periódicos continuaran publicándose.

Una vez que terminaba de entregar a los clientes, lo voceaba el mismo a la ciudadanía, era un campeón recorriendo las plazas y por las calles de la ciudad, llevando a quienes tenía entregas como suscripción, pues la misma gente esperaban los periódicos para darse cuenta de las noticias del gobierno municipal.

Su vocación periodística de crítica fuerte caracterizaba a Galarza, por los contenidos en las notas de quienes lo apoyaban con el artículo o la noticia, pero también las propuestas, aplausos, felicitaciones y reconocimientos para todos aquellos funcionarios que trabajaban positivamente por bienestar de los ciudadanos y la grandeza y el progreso de Lerdo.

En este quehacer del oficio periodísticos, un gran número de ocasiones Galarza fue objeto de reclamaciones y agresiones por parte de funcionarios o de personas que no entendían la libertad de prensa o bien la crítica por el modo de ser o de gobernar.

Galarza hombre sencillo, pero trabajador, fue testigo en su tiempo del gran rico tesoro que aún conserva Lerdo, relacionado con las casas antiguos, en este sentido, pidió ser miembro de la Fundación de Lerdo Histórico A. C. dentro de la cual se inclinó por defender el patrimonio cultural arquitectónico de nuestra ciudad, siendo su actividad la vigilancia permanente de reportar las intervenciones a los monumentos históricos, cuyas obras no estaban autorizados por la autoridad competente. 

Descanse en paz, Samuel Galarza Salazar, del 9 de enero de 1934 al 23 de diciembre de 2018.

Comenta con Facebook