Loading

Exfuncionarios con un pie en la cárcel


GÓMEZ PALACIO, DGO.- La auditoría realizada por el Despacho Contable Mireles Sagui, que fue contratada por la actual administración para revisar cuentas de los últimos siete años, arrojó como primeros resultados, serio daño patrimonial, así como irregularidades importantes en dependencias como la Expo Feria, Sideapa, Rastro, Servicios Públicos y otras, por lo que será la Entidad de Auditoría Superior del Estado (EASE), la que se encargue de fincar responsabilidades.
En rueda de prensa ofrecida ayer, por el tesorero municipal Óscar García Villarreal y el contralor municipal Javier Calderón Castillo, se dio a conocer que entre las irregularidades importantes encontradas destacan: Facturas apócrifas, falta de documentación, falta de comprobación del servicio proporcionado, bitácoras de lo que se hizo, faltan contratos; documental y contablemente faltan pólizas que no están en los archivos, hay incumplimiento a la Ley de Adquisiciones y Servicios del Estado de Durango que establece que hay ciertos requisitos que se incumplieron
Indicó que también, hay incumplimientos en licitaciones, cotizaciones, comparativos de presupuestos, algunos incumplimientos documentales, que son del tipo legal administrativo.
El contralor municipal sostuvo que en la Expo Feria, Sideapa, Rastro y otras dependencias que traen otras situaciones indebidas, se detectó daño patrimonial, irregularidades importantes, incumplimientos administrativos, esto llevará de por medio alguna sanción administrativa por parte de la EASE, que será la instancia que definirá si habrá sanciones penales, “que las puede haber”.
Asimismo, el tesorero hizo énfasis en que las irregularidades corresponden al periodo del 2010 al 2016, se revisó la administración de Mario Calderón, Rocío Rebollo y José Miguel Campillo,  no obstante aclaró la EASE solo tiene facultad de revisar tres años, ya que se ve limitada por la ley, “hay una reforma que a partir del 19 de julio de este año permite revisar 7 años, pero esa reforma no es retroactiva, es decir, inicia a partir de la fecha hacia adelante, no hacia atrás”.
Reiteró, la revisión abarcó 7 años, con la intención de dar a conocer los resultados a  la auditoría superior para que tenga conocimiento, lo mismo que  la ciudadanía “aunque penal y administrativa no se puede hacer nada, la Ley de Responsabilidad Financiera limita a 3 años la revisión; sin embargo, no limita que demos a conocer públicamente el manejo que se tuvo en estas administraciones”.

Comenta con Facebook