Loading

Insecticidas en el hogar, serio peligro para los niños

Es importante que se evite en todo momento el contacto con la piel

Olga Ramos
Corresponsal
GÓMEZ PALACIO, DGO.-
Ramón Arzoz, oncólogo, reconoció que cualquier insecticida en el hogar resulta nocivo para la salud, especialmente par los niños, aunque su etiqueta indique lo contrario.
Enfatizó, que independientemente del nivel de toxicidad que anuncien en su empaque, se trata de venenos que pudieran desencadenar incluso en cáncer con el paso del tiempo, si no se toman las debidas precauciones en su empleo y se exceden los usuarios en las dosis.
Destacó, que aquellas personas que están expuestos todos los días a insecticidas en dosis altas pueden tener afectaciones en la médula ósea, puede haber anemia que puede derivar en la leucemia.
Dijo sin embargo, que si éstos insecticidas caseros se emplean en dosis adecuadas y con los cuidados necesarios, como el emplear guantes y cubre bocas, los riesgos son menores.
Comentó que con la presencia del mosco transmisor del dengue, moscas y hormigas, las personas emplean los insecticidas sin considerar aspectos como la poca ventilación en las estancias, lo que resulta un peligro latente.
Sostuvo que es importante que se evite en todo momento el contacto con la piel, que se ventile la habitación donde fue rociado el insecticida y evitar a toda costa que no haya menores, ya que algunos podrían resultar sensibles a los componentes químicos.
Por su parte el subdirector de Prevención Social del Municipio de Gómez Palacio, José Antonio Adame, señaló que para evitar problemas en la salud, lo más conveniente es emplear repelentes algunos de los cuales han sido autorizados por la Secretaría de Salud.
Asimismo mencionó, que se debe evitar emplearlos en el rostro, los ojos y boca, toda vez que de hacerlo sí podría ocasionar algún problema. Sin embargo señaló que antes de utilizar algún repelente deber leerse detenidamente sus componentes, para estar seguro de que no le causará algún tipo de alergia.
RIESGOS DE SALUD INMEDIATOS
Cuando se rocía el insecticida, es casi imposible no inhalar al menos un poco y los riesgos de ingerir accidentalmente los químicos y absorberlos a través la piel también son altos. El asma y otras complicaciones respiratorias también son muy comunes como resultado de la inhalación de químicos. Además, pueden producirse irritaciones en la piel y los ojos, como picazón y ardor. Los niños corren un riesgo mayor de experimentar estos efectos negativos, dado que sus sistemas inmunes son más débiles y que tienen el hábito de tocar todo cuando juegan en el parque y a menudo llevan sus manos a la boca. Otros efectos graves de inhalar o ingerir grandes cantidades de insecticida pueden incluir convulsiones, espasmos musculares o estado de coma, como también nauseas, vómitos y diarrea.

EFECTOS SOBRE LA SALUD A LARGO PLAZO

Se ha descubierto que los químicos que se encuentran en los pesticidas son cancerígenos y están relacionados con la aparición de leucemia y cáncer de cerebro y pulmón, entre otros. También pueden afectar las funciones de los riñones y el hígado. Los insecticidas causan efectos negativos sobre la fertilidad y pueden ser peligrosos para las mujeres embarazadas, ya que aumentan los riesgos de nacimientos sin vida y abortos espontáneos. Asimismo, se ha demostrado que los insecticidas y otros pesticidas son perjudiciales para las funciones neurológicas y pueden estar relacionados con el desarrollo a futuro de la enfermedad de Parkinson.

Comenta con Facebook