Loading

Invade temor a las familias de Tlahualilo

1 Temor RA
GÓMEZ PALACIO, DGO.-  Un llamado de auxilio lanzó ayer la comunidad de Oquendo del municipio de Tlahualilo, pues temen que con las torrenciales lluvias que se han registrado en la región el estanque que se ubica en la comunidad al máximo de su capacidad, pudiera desbordarse en cualquier momento y causar daño a las viviendas.
Vecinos de esta comunidad arribaron a Gómez Palacio para hacer un llamado urgente al gobierno estatal, pues aseguran que se sienten abandonados, particularmente en el sector rural en donde hasta ahora no han recibido atención ni de las autoridad local, ni la estatal.
Hicieron énfasis en la comunidad de Oquendo, la cual aseguran  enfrenta una difícil situación, “aquí los riachuelos que se forman por las precipitaciones siguen un cauce natural que se divide en un par de corrientes, una de las cuales desemboca en un estanque que ya tienen años inhabilitado, pero que ante la acumulación del agua ya se encuentra al máximo de su capacidad, existiendo el riesgo latente de que se pueda desbordar y ocasionar daños a las casas habitación aledañas”.
Mencionaron que  la segunda corriente natural se vierte en una zona habitada donde ha provocado que los inmuebles ahí localizados se inunden.
Asimismo, comentaron que el ejido Horizonte, uno de los más grandes y con mayor densidad de población en Tlahualilo, la altura del agua alcanzó cerca de los 50 centímetros ocasionando que se dañaran cimientos y fachadas de decenas de casas, presentándose algunos hundimientos de poco más de un metro de profundidad.
En esta misma situación se encuentra el Ejido Lucero, que tuvo inundaciones que dañaron los inmuebles así como los techos dejando severas afectaciones que necesitan ser atendidas a la brevedad posible para evitar alguna desgracia.
En el ejido San Julio y Nombre de Dios, las condiciones no son mejores, se tienen casas habitación a punto de caer, así como caminos vecinales totalmente inhábiles por la cantidad de agua acumulada en ellos provocando grandes lodazales, donde el estancamiento del agua ha hecho que proliferen gran cantidad de mosquitos representando un riego por la posibilidad de la transmisión de la enfermedad del dengue.
En La Campana, en esta población rural durante los fuertes temporales que se han vivido en la región, el agua ha llegado a entrar en los domicilios ocasionando afectaciones en sus estructuras donde algunas de ellas ya presentaron derrumbes parciales representando un gran peligro para quienes viven en ellas.
Señalaron que existe preocupación y malestar por parte de los ciudadanos de este municipio, por las condiciones en las que están enfrentando estas precipitaciones atípicas y se dicen sentirse abandonados por las autoridades que deberían de brindarles el apoyo y auxilio necesario para minimizar los riegos personales y de salud que esto representan para ellos.
Hicieron referencia que en la cabecera municipal, el sistema de drenaje ha colapsado “por lo que solo estamos esperando que alguien venga a cuantificar los daños y nos ayuden, porque muchas viviendas están en muy malas condiciones”.

Comenta con Facebook