Loading

Niños acostumbrados a bombardeo de imágenes

Los menores ya las ven como algo natural y cotidiano

Olga Ramos
Corresponsal
GÓMEZ PALACIO, DGO.-
Según la psicóloga infantil, Silvia Villarreal, la violencia ya no asusta a los niños, debido al constante bombardeo de imágenes agresivas que cotidianamente se ven en los medios de comunicación y que los menores ven como algo natural y cotidiano.
Esto indicó la especialista, debe obligar a los padres de familia a ofrecer un ambiente que permita a sus hijos, un buen desarrollo y para ello se recomienda el estar siempre al pendiente de las necesidades que puedan tener los pequeños.
Se requiere dijo, que los padres estén al pendiente de la información que reciben sus hijos, sobre todo a través de la televisión, así como de video juegos, Internet y películas.
Además de requerirse, que las familias establezcan bases sólidas para que los menores puedan asimilar la información que reciben y canalizarla de manera positiva.
Los padres reitero, deben estar siempre atentos a las necesidades de sus hijos. “Hay que observar que muchas de las veces, dependiendo del temperamento de los menores es como les afecta la violencia, ya que pueden canalizar sus agresiones hacia un compañero o volverse retraídos”.
Destacó incluso, que en la actualidad, la violencia a la que llegan a ser expuestos los niños es tal, que los lleva a ser hasta inmunes “porque lo ven como algo natural, que sucede en todos lados, lo grave es que muchas de las veces esta conducta puede llegar a ser imitada y hasta aceptada por los pequeños”.
Reconoció que las nuevas generaciones, que son las que han estado más expuestas a la violencia, son quienes suelen recurrir más a ésta como una forma de resolver sus problemas.
Es por esa razón insistió, que los padres de familia deben estar atentos, hacer un esfuerzo por ofrecer a sus hijos un ambiente más favorable, en donde se puedan desarrollar favorablemente en el aspecto familiar, social e intelectual.
Indicó sin embargo, que se debe ser observador del comportamiento de los menores, toda vez que hay algunos que suelen ser más vulnerables y a quienes las escenas de violencia pueden ocasionarles temor y retraimiento, llevándolos a un estado de estrés que podría traer consecuencia “los niños son como esponjitas que van absorbiendo todo y que mejor sería que no fueran hechos violentos, sino cosas realmente valiosas y positivas”.

Comenta con Facebook