Loading

Requieren males crónicos adherencia al tratamiento

MONTERREY, NL.- La adherencia a un tratamiento es cumplir cabalmente con las indicaciones del médico, tanto en la toma de medicamentos o inyecciones, como en evitar conductas de riesgo para la salud, dice el endocrinólogo César Lozano.
Además es seguir las medidas dietéticas recomendadas y tomar los medicamentos en el horario indicado en la receta por la duración total del tratamiento, agrega el especialista en metabolismo.
“Esto en un afán de preservar o recuperar la salud física y mental. La adherencia al tratamiento es importante, ya que gracias a ella se recupera la salud y se evita la enfermedad”, resalta.
Pero los pretextos de los pacientes para no seguir un apego abundan: a unos no les gustan las inyecciones, mientras otros alegan que con menos días de reposo o tratamiento prescrito se curan. Incluso sin ellos.
“Hay múltiples excusas para no llevar la adherencia que evitan la responsabilidad del mismo paciente para alcanzar su curación”, enfatiza el especialista.
Ante esta situación, su médico debe hablarle con veracidad, convencimiento y empatía, haciéndole entender que si no cumple con el apego no va a recuperar la salud y los riesgos aumentarán, expone Lozano.
“La adherencia no es sólo medicamentos, dieta o hábitos, es un programa de educación en salud, tanto física como mental, que comprende a profesionales de la salud comprometidos con la curación y rehabilitación del paciente”.

Excusas y complicaciones
Una mala adherencia al tratamiento sería el no cumplir a totalidad el programa de tratamiento y/o rehabilitación indicado por el doctor, ya sea en tiempo o en forma.
“Ejemplos de ello sería no cumplir con todo el tiempo recomendado del tratamiento o tomarlo a horas distintas a las indicadas, como después y no antes de los alimentos o viceversa.
“También tomar dosis de menos o de más y no acudir a las citas de consulta con el doctor, ni a las sesiones de rehabilitación”, agrega el endocrinólogo César Lozano.
Existen enfermedades como la diabetes, en las que a los pacientes se les hace complicado llevar la adherencia al tratamiento dada la cronicidad de la misma, expresa el experto.
“Por ello es importante decirle al paciente que si no se cuida vendrán complicaciones agudas y crónicas que pueden poner en riesgo su vida”, asegura el especialista en metabolismo.
En niños y adolescentes a veces se dificulta la adherencia al tratamiento en razón de la rebeldía, rasgo típico de esta etapa, al negarse a aceptar su enfermedad.
En estos casos es importante el apoyo psicológico profesional para lograr un buena adherencia, así como también en los casos de pacientes psiquiátricos o con problemas anímicos o emocionales.

Comunicación constante
En todas las enfermedades crónicas el tratamiento debe irse actualizando conforme la evolución clínica del paciente, ya que pueden aparecer complicaciones que provocan modificaciones del mismo.
“Asimismo, se va ajustando la dosis del medicamento según la evolución clínica”, considera el endocrinólogo y especialista en metabolismo César Lozano.
En muchas enfermedades como la diabetes, hipertensión y males cardiovasculares es común ir ajustando la dosis o incluso cambiar los medicamentos recetados.
Esto se considera conforme evolucione la enfermedad, la aparición de complicaciones crónicas, la edad del paciente, surgimiento de otros padecimientos, entre otros factores.
“Es muy importante que esté en comunicación constante con su doctor para garantizar una adecuada adherencia”, sostiene el experto.
Un apego deficiente puede ocasionar un retraso importante de su curación, aparición de complicaciones que pudieron evitarse y una afectación a su bolsillo, razona.
“Los tratamientos de ahora son más sencillos en comparación con el pasado. Cada vez existen más medicamentos que se toman un sola vez al día o que se inyectan sólo una vez por semana o una vez por mes”, dice.
Además, el avance de la tecnología ha hecho que el tiempo de recuperación de muchas enfermedades sea menor y más confortable, con menos periodos dolorosos o complicados, estima.

Motivarlo y educarlo
Existen varias pequeñas acciones que el paciente que posee una dificultad para lograr una adherencia al tratamiento puede hacer todos los días, destaca el endocrinólogo César Lozano.
“Puede llevar una lista de los medicamentos que toma, un calendario para que anote el horario de la toma de los mismos, así como un pastillero para que no se vaya a confundir si ya lo tomó o no.
“También apuntar en la caja para qué sirve y en qué enfermedad se usa y checar su caducidad; también anotar los resultados de su medición de glucosa capilar para llevar un monitoreo del control de diabetes”, sugiere.
Es importante abordar el aspecto psicológico y mental: hay que motivarlo para que tome las riendas del cuidado de su salud de forma permanente.
“Hay que darle educación nutricional y convencerlo que adquiera nuevos y mejores hábitos de salud, hacer ejercicio y llevar una dieta sana, evitando el exceso de azúcares refinados y grasas saturadas”, dice Lozano.
“Muchas personas pueden ayudarle a llevar una adherencia correcta, empezando con sus familiares, así como los profesionales de la salud, como nutriólogos, enfermeros, educadores en diabetes y técnicos en rehabilitación”, dice.

Comenta con Facebook