Loading

Alerta: riesgoso comer ostiones


A pesar de las revisiones por parte de la Coprised prevalece la alerta en el consumo de mariscos en su concha, principalmente de ostiones susceptibles a contaminarse con una biotoxina.
Esta sustancia viene en productos como el ostión proveniente de Sonora y que pudieran filtrarse o brincar cercos sanitarios en Sinaloa y ofrecerse a bajo precio en puestos ambulantes, carreteras o salidas de caminos rumbo a Durango, por ello la instancia sanitaria recomendó tomar precauciones.
Juan Román Sifuentes Rosales, director del Sistema Estatal Sanitario, dio a conocer que a la fecha y desde el inicio del operativo para este periodo de Cuaresma, se han realizado 382 visitas y levantado 161 muestreos de diferentes productos con un total de 109 mil kilogramos inspeccionados y todos favorablemente no han rebasado los índices permitidos.
“Estamos muy atentos a las alertas semanales de la Cofepris, para que a nivel local sean atendidas y más en esta temporada en que hay que tener mucho cuidado por las altas temperaturas que favorecen la descomposición de este tipo de alimentos si no hay un manejo adecuado en la cadena de frío”, dijo.
No obstante en el caso de los mariscos en concha la biotoxina es la “sasitoxina”, que proviene de Sonora y puede adentrarse ilegalmente a Sinaloa y Durango por comercio informal y sin control, por ello la alerta.
“Preferentemente no consumir pescado ni mariscos crudos o cocidos con limón. Se ha repetido hasta el cansancio que el limón no mata bacterias. Si huele mal, no tiene el color normal, está viscoso, cuidado, no consumirlo y reportarlo a la Coprised”.

SÍNTOMAS Y DAÑOS
Al hablar de los síntomas que presenta quien consume productos contaminados con esta biotoxina es que inicia con un cuadro similar al de una alergia o intoxicación por alimentos, principalmente se muestra en la piel con ronchas o irritación con comezón o prurito.
Posteriormente, pasa a los principales paquetes musculares desde la cabeza, cuello, extremidades superiores, torso, pecho y espalda provocando una parálisis momentánea que si no provoca la muerte sí es muy dolorosa. No hay dolor estomacal ni diarrea.
“Al ser hasta cierto punto novedoso el padecimiento aún hay ciertas dudas en el manejo y tratamiento de la reacción en el organismo, por ello hay que extremar medidas”, concluyó el director del Sistema Estatal Sanitario.

Comenta con Facebook