Loading

Alista Profeco Feria del Regreso a Clases


Para apoyar a las decenas de familias en el regreso a clases, la Profeco anunció la próxima Feria con más de 200 participantes en distintos productos y servicios, desde útiles escolares, ropa, libros, calzado, mochilas, hasta módulos de corte de pelo y revisión médica para todos los asistentes.
Habrá apoyo de los sectores del transporte público para acudir al Salón Azteca los días 15, 16 y 17 de agosto para que aprovechen realmente en el programa nacional con proveedores de otros estados que acudieron al llamado de la Procuraduría y fomentar el ahorro en la economía familiar.
Esmeralda Gallegos, delegada de la Profeco, en rueda de prensa acompañada de representantes de la Canaco y del sector de Mujeres Empresarias capítulo Durango dio a conocer las bondades de la Feria, en la coordinación con negocios del ramo con precios por debajo del costo actual en tiendas y negocios locales.
Mencionó la delegada que a razón de los preparativos previos a la salida de clases en la mayoría de las escuelas y planteles de educación básica, por acuerdo de padres de familia y autoridades educativas, se debió entregar una lista de útiles escolares, según el grado a cursar para adelantar la compra programada de los materiales, pero no todos acatan esta medida.
“El gasto programado, por quincenas, poco a poco, en la comparación de precios y el reutilizar lo que haya quedado en buen estado del curso anterior, es una buena medida para ahorrar y que todo el gasto no sea de golpe y haya problemas de solvencia en el hogar al grado de tener que recurrir al empeño, y/o préstamos de urgencia”, manifestó.
Esmeralda Gallegos indicó que además durante este regreso a clases, que se cruzó con el Operativo Vacacional, serán observadores de los prestadores de servicios, tiendas, proveedores para que no haya aumento en los precios y no se vaya especular con los productos de necesidad para los escolares, además de estar abiertos a cualquier denuncia de incrementos por encima de lo establecido.
“Las compras de pánico y de impulso siempre son las peores. Se gasta lo que no se tiene, se utilizan créditos y hasta las tarjetas para hacerle frente al compromiso cuando no hay necesidad si se sabe comprar. Es mejor adquirir lo necesario y utilitario, dejando a un lado los artículos lujosos, llamativos, promocionales de marcas que sólo generan gasto innecesario”, agregó.

Comenta con Facebook