Loading

Aplicarán el antidoping a choferes en carreteras


Conductores del transporte público federal que manejen con aliento alcohólico, bajo los efectos de alguna droga o medicamento para quitar el sueño y sean detectados por médicos de la SCT, se harán acreedores a severas multas y hasta la cancelación o pérdida de la licencia.
Esto será uno de los efectos del Operativo 30-Delta, al cual se suma la Policía Federal Preventiva, que dentro de sus atribuciones puede detener unidades de cualquier tipo para la revisión de los conductores durante este periodo vacacional.
Eduardo Medina Vásques, encargado de la Subdirección de Transportes de la Dirección Local de la SCT, precisó que dicho operativo inició el pasado viernes y concluirá el domingo 23 de abril por la noche, para brindar seguridad a los conductores que se desplazan por carreteras federales, dado el aumento de unidades en circulación por el periodo vacacional.
El lugar va ser en cualquier punto carretero donde se instale el módulo de Medicina Preventiva y del Transporte de las diferentes rúas de que consta el estado, para revisar al azar o previa detención de los elementos federales para revisar la salud del transportista o conductor particular y revisar sus signos vitales (presión arterial, pulso, respiración, reflejos, glucosa) y ver que el transportista realiza su labor en óptimas condiciones.
En caso de sospecha o prueba fundada se toman muestras de sangre y orina, que se mandan a oficinas centrales y entregan resultados en algunos meses, con las respectiva sanciones en caso de haberlas por la conducta asumida.
Medina Vásques dijo que dentro de este grupo entran también los pilotos de avión, camioneros, choferes de la central camionera y hasta conductores particulares y transporte turisteros.
Cabe señalar que las unidades también son revisadas, sobre todo si no checan con los pesos y medidas estipuladas en la Ley federal de Transportes.

Comenta con Facebook