MINUTO X MINUTO

Busca SSD se mejore alimentación de niños



Debido a la importancia del crecimiento saludable en los infantes, la Secretaría de Salud en el estado promueve acciones de alimentación balanceada en las escuelas de nivel básico.
Desde 1979 se proclamó el 16 de octubre como el Día Mundial de la Alimentación, por la Conferencia de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, acción avalada en más de 150 países, con el fin de orientar a los pueblos del mundo sobre el problema alimentario mundial y fortalecer la solidaridad en la lucha contra el hambre, la desnutrición y la pobreza.
Por ello, el secretario de Salud en el estado, César Franco Mariscal, señaló que una alimentación correcta principalmente durante la infancia es imprescindible para el organismo, ya que desde el nacimiento se fortalece el cuerpo para atacar cualquier problema nutricional en la etapa adulta.
El crecimiento hace que las necesidades de algunos nutrientes sean elevadas y difíciles de cubrir, ya que la niñez es la etapa en que se fortalecen los hábitos alimenticios adecuados para un óptimo estilo de vida, contribuyendo de forma positiva a la construcción y modelado del cuerpo y en la mejora de la salud, rendimiento físico e intelectual.
Además, un niño con buena alimentación tiene menos posibilidades de sufrir trastornos nutricionales, anemia, sobrepeso, obesidad, caries dental y problemas de aprendizaje escolar, además de prevenir ciertas patologías en la edad adulta, incluyendo las enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer.
Por ende, las autoridades de salud promueven por medio de pláticas y ferias de la salud la necesidad de alejar a las familias de los malos hábitos alimenticios como mera medida preventiva de enfermedades, incluyendo por lo menos un alimento diario del denominado, Plato del Bien Comer.
En este programa se orienta principalmente a los niños y madres de familia en 41 escuelas de tiempo completo y 365 primarias de ciclo normal, sobre el consumo de frutas y verduras, ya que aportan las cantidades necesarias de vitaminas y minerales, seguido de las leguminosas y alimentos de origen animal, los cuales se encargan de proporcionar las vitaminas a los niños, necesarias para el óptimo crecimiento y desarrollo.
Aunado a la alimentación balanceada, la Secretaría de Salud exhorta a los padres a disminuir los alimentos chatarra, ya que es el tipo de alimento que propicia aún más el aumento de peso, y con ello, las enfermedades crónico degenerativas.
Lo ideal es agregar en la mochila de los pequeños estudiantes una porción de fruta o verdura, que acompañado con un poco de limón o chile en polvo, sustituye las grasas saturadas que contienen las papas fritas o alimentos afines, pero con un sabor similar.
Otro dato importante es que no se debe forzar el alimento de los niños, ya que en muchas ocasiones simplemente están satisfechos y la ingesta de algún producto limita la buena digestión, así como una baja de energía, pero en caso de que sea constante la negativa para comer, se debe cambiar el tipo de alimento o cerciorarse de las señales para saber si el pequeño tiene algún padecimiento gastrointestinal.

No Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.