Loading

Casi 3 mil mordidos por perros en el 2017


La Secretaría de Salud mantiene una campaña permanente de prevención para evitar la mordedura de perros hacia la población duranguense, al registrar 2 mil 925 casos en este año.
El secretario de Salud en el estado, César Franco Mariscal, recalcó que el objetivo es prevenir a la población sobre los riesgos y complicaciones que puede tener un paciente con mordedura de perro, así como evitar la provocación del animal para no sufrir un ataque.
Mencionó que en la mayoría de los casos atendidos por la Secretaría las mordeduras de perros se originan por la enseñanza de ataque de algunos dueños para defender sus pertenencias, o porque los niños buscan la agresión al provocarlos, registrando en este año un total de 2 mil 925 atendidos, siendo la población entre los 25 a 44 años en edad productiva la más afectada, seguida del sector infantil entre los cinco y nueve años ya que también por su baja estatura son las víctimas perfectas para lesionarlos, al grado de ser hospitalizados, incluso algunos de ellos para cirugía.
Por ende, la recomendación para padres e hijos es enseñarles a cumplir algunas reglas o protocolos para el trato de los perros, entre ellos preguntar a los dueños si puede o no acariciar a la mascota, esperar a que el perro olfatee a los niños para evitar una agresión, no correr hacia el perro, y si un perro intenta morder colocar cualquier objeto entre el cuerpo y el perro para mantenerlo distraído, al mismo tiempo de mantener siempre los dedos juntos.
Además debe sacar a pasear a los perros de manera constante con correa para sociabilizar o tener trato con el exterior y agotar su energía, aunado a otras medidas como evitar el fastidio al jalarle las orejas o cola, molestarlo mientras está comiendo, durmiendo o cuidando a sus crías.
“Tener un perro es una gran responsabilidad, porque se necesita tiempo y dinero, si no se cuenta con estas características es mejor pensar en otra actividad, ya que es necesario dedicarle tiempo para el cuidado y distracción del animal, así como las visitas constantes al veterinario, cumplir con el esquema de vacunación, el baño medicado y las medicinas para desparasitar o darle calidad de vida, lo que reducirá considerablemente las probabilidades de que muerda a alguien, además de enseñarlo a ser sociable principalmente con los niños”, concluyó.

Comenta con Facebook