MINUTO X MINUTO

Cobra frío primeras  víctimas mortales

Cobra frío primeras víctimas mortales



Una tragedia familiar fue la que se vivió en la capital del estado luego de que se diera a conocer que tres integrantes de una familia habían fallecido al inhalar monóxido de carbono pues metieron un brasero a su cuarto para mitigar el intenso frío.
Los ahora occisos respondían a los nombres de Ramón Ríos Castañeda, de 46 años de edad, su esposa Angélica Moreno Pinales, de 42 años de edad, y su pequeño hijo Ángel Gabriel, de cinco años de edad, quienes tenían su domicilio en la calle Isla de Cedros número 102 del fraccionamiento Puertas de San Ignacio.
De acuerdo a la información proporcionada por familiares y confirmada por la Fiscalía General del Estado, fue el mediodía de este domingo cuando el hijo mayor del citado matrimonio, Luis Enrique Ríos Moreno, de 21 años de edad, llegó al domicilio de sus padres, en donde también tenían una tienda, y al verla cerrada y no obtener respuesta regresó minutos antes de las 14:00 horas y se brincó al interior encontrándolos ya sin signos vitales.
Cabe mencionar que su hermana de nombre Valeria Monserrat, de 15 años de edad, se encontraba en otra habitación y por fortuna sobrevivió a esta tragedia, por lo que ya fue atendida por paramédicos de la Cruz Roja y se encuentra estable.
Es preciso señalar que el señor Ramón fue encontrado tirado en el piso, y es que al parecer ya con los estragos de la intoxicación, intentó solicitar ayuda, sin embargo, las fuerzas ya no le alcanzaron.
De este hecho tomó conocimiento el agente del Ministerio Público en turno, quien dio fe de los hechos ordenando el traslado de los cuerpos al anfiteatro de la Fiscalía para la práctica de la necropsia de ley, revelando esta que la causa de su deceso se debió a intoxicación por monóxido de carbono.
Finalmente se informa que la Fiscalía General del Estado hace un llamado a la ciudadanía para que extremen precauciones al utilizar anafres o fogatas, que puedan poner en riesgo su vida.