Loading

Defraudan con venta de plazas

Jorge Antonio Santiago Arteaga y María del Carmen Morales Alcalde fueron denunciados por prometer plazas en una institución educativa.

Los denunciantes dieron a conocer que dichas personas los convencieron, argumentándoles que tenían buenas “palancas arriba”.

Alondra del Valle y su esposo José Miguel Méndez proporcionaron a este medio una copia de la denuncia, ya que ni las autoridades educativas ni las judiciales les han querido hacer caso a pesar de contar con las pruebas del fraude del que fueron objeto por parte de las personas antes señaladas.

Señalaron que a María del Carmen Morales y a Jorge Antonio Santiago, quien en su momento se presentó como Raúl Santiago, les entregaron la cantidad de 80 mil pesos, ya que ellos le arreglarían una plaza administrativa en una institución educativa, incluso para hacerlas entrar en confianza a las víctimas les firmaron recibos por ese concepto, a la postre se dieron cuenta de que se trataba de un fraude.

La denuncia fue interpuesta en la Fiscalía General del Estado en contra de las dos personas mencionadas (María del Carmen y Jorge Antonio) también se cuenta con una serie de mensajes de texto y de audio, en donde Jorge Antonio argumenta que por una u otra razón no se ha podido “oficializar” la entrega de plazas, y además involucra a altos mandos gubernamentales, señalando que ya las han “autorizado”.

De acuerdo al testimonio de Alondra y de José Miguel, en julio del 2017, ante la necesidad de trabajo, María del Carmen les ofreció una plaza administrativa con el argumento de que tenían buenas “palancas arriba”, además de que ya habían acomodado a varias personas en distintos lugares e incluso les pusieron varios ejemplos.

Los denunciantes accedieron, por lo que en tres exhibiciones le entregaron los 80 mil pesos, el primer pago fue de 20 mil pesos y lo hizo el 31 de julio, el segundo el 7 de agosto y fue de 30 mil pesos y el último fue de 30 mil pesos; una vez con la cantidad total, la señora María del Carmen hizo una llamada a Jorge Santiago, quien les dijo que ya había iniciado el “papeleo”, por lo que en breve les daría la documentación de la plaza.

Incluso para seguir con esta farsa, Jorge Antonio citó a la pareja en la institución educativa en la cual ella iba a trabajar, pero él no llegó.

Al comenzarlos a buscar para pedirles explicaciones sobre tal comportamiento, comenzaron las evasivas a grado tal de que la señora María del Carmen bloqueó sus contactos, por lo que ya no fue posible entablar diálogo con ella.

Jorge Antonio sí contesta las llamadas, solo que cada vez les da un argumento diferente y todos en el mismo sentido, de que “ya mero”, que no pierdan las esperanzas, que la plaza ya está autorizada incluso por la Secretaría de Educación puesto que su titular ya está enterado.

La parte afectada llevó una copia de la denuncia a la Secretaría de Educación, oficio que les fue recibido, esto como un elemento de prueba toda vez que al titular se le involucra, sin embargo, ni de la Fiscalía General del Estado ni por parte de la SEED han recibido respuesta.

Cabe precisar que ni el señor Jorge Antonio ni la señora María del Carmen trabajan ni en la Secretaría de Educación ni en ninguna instancia de gobierno, sin embargo, por lo señalado por la parte afectada, estas personas han cometido ya otros fraudes similares en otros municipios, pues pudieron establecer que cuentan con otras denuncias.

Comenta con Facebook