Loading

Ignoran jóvenes daño por drogas


Si tan solo supieran los efectos devastadores que tienen para su salud, los jóvenes dejarían de consumir drogas, aseguró Gabriela Vázquez Chacón, directora del Instituto Duranguense de la Juventud.
Detalló que desafortunadamente hay ciertas limitaciones para hacerles llegar la información precisa de los efectos que tienen estas sustancias, sin embargo se hacen los máximos esfuerzos por darlas a conocer y explicarlas de manera temática.
“La pasada Semana Nacional de la Juventud o para los Jóvenes del país, hubo módulos donde personal de la CEPAAD de la Secretaría de Salud explicó de manera gráfica cómo cambia el cuerpo con el alcohol, cigarro, solventes, drogas como la marihuana, cocaína, metanfetaminas, medicamento controlado, entre otras que por curiosidad empiezan a probar y después se vuelve un laberinto difícil de encontrar la salida”, señaló.
Alcohol y cigarro son las drogas legales, permitidas socialmente, y son las primeras en probar por aceptación, por reto, curiosidad y después sobrevienen la marihuana para calmarse, solventes para relajarse o asumir otro reto y van subiendo de intensidad con el cristal, la cocaína, sin saber que a temprana edad limitan el desarrollo del cerebro y alteran sus emociones, además del daño irreversible para otros órganos.
“Cada sustancia tiene sus particularidades, pero alteran la química cerebral del joven que aún físicamente su cuerpo no tiene esa madurez para afrontar el deterioro de que es objeto y tiende a dejar secuelas, no si antes pudiera sufrir algún accidente de auto, morir en alguna pelea, sufrir alguna caída, alguna sobredosis, caer en depresión y recurrir al suicidio, por ser lo menos que hemos visto en otros, desafortunadamente”, señala Gabriela Vázquez.
Añadió la funcionaria estatal que ellos a través de personal capacitado y en conjunto con otras instituciones de salud, pueden llevar pláticas a las escuelas principalmente de Secundaria donde el problema se da en toda su expresión, por ello invitó a maestros y padres de familia a no cerrar los ojos y buscar ayuda antes de corregir una adicción fuerte.

Comenta con Facebook