Loading

Imposible para algunas familias llenar el tanque

Daniela Morales Silva
La suspensión de la venta de gas LP a granel ha provocado la molestia de los ciudadanos que en diversas ocasiones pusieron desde 50 pesos de gas y que ahora, por una disposición, deberán llenar el tanque por más de 600 pesos, lo que aseguran afectará su economía.
Por este motivo, ciudadanos decidieron manifestarse y cerrar el bulevar José María Patoni, justo a las afueras de una empresa gasera ubicada en el fraccionamiento El Ciprés.
Ahí el líder de la Organización de Defensa Campesina, Gustavo Pedro Cortés, declaró que la protesta busca llamar la atención de la autoridad por la conducta indebida de las empresas gaseras en Durango, ya que además de vender kilos incompletos, ahora dejan de vender según la necesidad que la gente tenga.
“La gente no tiene dinero, además de caro está este acto arbitrario de las gaseras”, aseguró.
Aseveró que ahora las familias deben buscar otras formas para calentar por lo menos el agua, y es que no hay recursos para comprar el tanque de 30 kilos, por lo que, ya sea con sol o con leña será que ahora los ciudadanos intenten reemplazar el uso del gas.
Pero además acusó que ante la situación hay mucha insensibilidad de las autoridades para dar una inmediata atención, por eso cuestionó la falta de actuar en la Profeco y en el gobierno estatal.
De hecho, informó que están buscando una reunión con el secretario general de Gobierno para pedirle que instale una mesa de diálogo para tratar este tema, y ahí aprovechar para pedir la destitución de la delegada de la Profeco, Esmeralda Gallegos, ya que “no está haciendo nada y no se debe de seguir gastando dinero en funcionarios que no atiendan su responsabilidad”.

Comenta con Facebook