Loading

Llaman a poner atención a problemas de los hijos

El autocortarse, o “cutting”, es una condición que grita atención en un joven, a lo que Jorge Herrera Castro, director del Instituto Estatal de la Juventud, comentó que es necesario que los papás se acerquen más a sus hijos y se interesen por sus problemas, ya que muchos creen que por ser jóvenes no hay problema que pueda sobrepasarlos.
“Hay muchísimos jóvenes que tienen de repente problemas de bullying, en temas que les implica su propia percepción personal, y que es bien importante que nosotros como autoridad y los medios de comunicación también involucrar a los padres de familia”, dijo.
Agregó que no es cierto que los jóvenes no tienen problemas, entonces hay que tratar, como padres de familia, de hablar con ellos, lo que les aflige, de manera que puedan enfrentarlos y que no se desencadene en un caso en donde el joven se empieza a cortar las muñecas o a lastimarse de otra forma.
Refirió que como Instituto ellos acuden, con programas de valoración personal, con los jóvenes de secundaria y preparatoria, para que puedan tener ellos las herramientas para enfrentarse a cualquier situación que pueda devaluar su autoestima.
El cutting o risuka es una forma de autolesión que puede ser utilizada por algunos adolescentes para afrontar problemas emocionales difíciles de sobrellevar, como puede ser el bullying, abuso sexual y situaciones propias de familias disfuncionales.
Los objetos utilizados para realizar el cutting son las navajas de los sacapuntas metálicos y las tijeras. No suelen usar cúters porque no pretenden hacer cortes profundos, aunque algunas veces las lesiones son tan graves que ameritan cirugías.

2 hijos

Comenta con Facebook