MINUTO X MINUTO

Mujeres denuncian, pero luego desisten



El índice de mujeres que se desisten de una denuncia por maltrato físico es alto a causa de la codependencia, pero con un debido proceso se puede bajar este índice.
Según Laura Elena Estrada Rodríguez, directora del Instituto Estatal de la Mujer, del total de la cantidad de mujeres que llegan a la dependencia por ayuda, el 20 por ciento se desiste de seguir un procedimiento jurídico o su tratamiento.
Y es que, al momento de ingresar al Instituto se les brinda apoyo psicológico, de manera que puedan estar empoderadas para hacer lo que ellas decidan, denunciar o no.
“La codependencia en la pareja se caracteriza por relaciones inestables, destructivas, que causan un desequilibrio emocional en la persona que lo está padeciendo, en este caso, las mujeres”, señaló.
Indicó que en el Instituto tienen un protocolo de atención donde el primer contacto que tienen las usuarias es con una trabajadora social, después se le canaliza a psicología y finalmente se les ofrecen los servicios de atención jurídica.
“La usuaria llega y dice, no quiero saber nada, ya no quiero volverlo a ver, quiero que salga de mi vida, ya no quiero que se me acerque, entonces quiero meter la denuncia, nosotros la atendemos y la orientamos”, comentó.
En el momento de crisis las mujeres están convencidas de una denuncia, pero en el proceso hay que ratificar y es donde se desisten, reconoció. Sin embargo después de generarles una autoconfianza, y un empoderamiento, muchas mujeres siguen con el proceso.
“Por lo general la pareja les lleva flores, les piden perdón, les aseguran que ya no volverán a lastimarlas o que ya no volverán a tomar, pero al cabo de meses, la conducta es igual o peor”, indicó.