Loading

No se descarta asesinato: FGE

Al fondo de un barranco en el kilómetro 32 de la carretera libre a Mazatlán, a la altura de Río Chico, fue donde se localizó la camioneta con los cuerpos sin vida de Ricardo Carrillo y su esposa Esmeralda Rodríguez, reportados como desaparecidos desde el 2 de febrero.

Los cuerpos fueron identificados por sus familiares, para después proceder a la necropsia de ley.

Por la tarde, la fiscal Ruth Medina Alemán dio a conocer que la investigación continúa, pues, si bien se cierra el protocolo de búsqueda, se esperan aún datos para determinar si el fallecimiento se dio por un accidente o se trató de un homicidio. “Seríamos irresponsables en asumir, haremos la investigación sustentada”.

De esta manera dijo que parte de esta investigación será el dictamen de causas que determine cómo fueron los hechos con el vehículo, mismo que hará la Policía Federal.

“Esta investigación no concluye hasta que no esté esclarecido, mucho tendrá que decirnos el dictamen de la Policía Federal y no dejaremos de investigar nada”.

Expresó que es probable que en el transcurso de la semana se tenga el peritaje por parte de la Policía Federal, la necropsia y otros elementos que pueda seguir aportando la gente cercana al matrimonio.

La fiscal mencionó que, de encontrarse algún otro dato que refleje que pueda tratarse de un homicidio, la investigación continuará.

Medina Alemán hizo un llamado a la ciudadanía en general a que tengan la certeza de que no hay intención de ocultar nada.

Sostuvo que “sería irresponsable y sancionado que nosotros quisiéramos ocultar, no estamos ocultando nada”.

Comenta con Facebook