MINUTO X MINUTO

Parálisis laboral afecta a la UJED



La toma del Edificio Central o el cierre de las unidades académicas trae como consecuencia daños colaterales que impedirían cumplir con los compromisos nacionales e internacionales que la Universidad Juárez del Estado de Durango adquirió a través de proyectos, como es el caso de la Facultad de Ciencias Forestales que tiene en desarrollo el Laboratorio de Geomática que recientemente inauguró el rector Óscar Erasmo Návar García y el de Peligro de Incendios, que no deben interrumpir su funcionamiento, ya que diariamente introducen y procesan información en sus bases de datos.
Eusebio Montiel Antuna, director de la Facultad de Ciencias Forestales, dijo que la Comisión Nacional Forestal, a través de un convenio con la UJED, está financiando dos proyectos importantes, uno es el de Modelos Biométricos, en el cual se tiene una base de datos y un servidor donde están incorporados alrededor de 600 predios de los diferentes estados de la República, que no debe interrumpir su funcionamiento.
En caso de que se generara el cierre temporal de la Facultad, se ocasionaría un incumplimiento con la Comisión Nacional Forestal, así como con los predios incorporados en este proyecto.
“Son predios forestales en los cuales meten sus programas de manejo, están procesando información y constantemente se está retroalimentando con los prestadores de servicios técnicos”, agregó.
Otro servidor es el de Peligro de Incendios, el cual tiene alcances internacionales con países como Brasil, Argentina, inclusive Estados Unidos y otros latinoamericanos, los cuales están en una red cuyos servidores se encuentran dentro de la Facultad y en el área de Comunicaciones.
“Problemas como el que surgió la vez anterior con la toma de las instalaciones nos afecta gravemente, en el caso de la Facultad de Ciencias Forestales, en primer lugar se interrumpe la base de datos, el alimentar diariamente la información correspondiente, por eso, insisto, en caso de un paro en la unidad académica se ocasionaría un incumplimiento de parte de esta casa de estudios, lo que ocasionaría un problema grave”. Esto sin agregar lo que afectaría al Edificio Central y unidades académicas de los campus Durango y Gómez Palacio.
Agregó que este tipo de convenios contienen algunas condiciones y cláusulas que estipulan que se deben cumplir, sin embargo “esperamos que esto no se siga dando para salvar una afectación que pudiera ser por millones de pesos, dependiendo de la duración del evento”.
Montiel Antuna no está de acuerdo con esas prácticas (paros) “los cuales ya no deben darse en la Universidad, esto se debe entender porque la Universidad ya es otra y hay que verlo de esa manera, para mí son actitudes anárquicas”, concluyó.

No Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.