Loading

“Parten” a hijos tras un divorcio

El Síndrome de Alienación Parental es el conjunto de síntomas que se produce en los hijos cuando un progenitor, mediante distintas estrategias, transforma la conciencia de los niños con la finalidad de impedir o destruir sus vínculos con el otro progenitor, esto normalmente se da cuando hay un divorcio “tormentoso”.

En este sentido, Soledad Ruiz Canaán, directora del Instituto de Salud Mental, señaló que, en efecto, este síndrome o esta situación se presenta de manera frecuente en los divorcios que llegan a ser tormentosos, solo que de ello no se habla mucho, sin embargo, finalmente los que sufren las consecuencias son los hijos, y es que por lo general crecen con ese odio, con ese rencor hacia el padre o hacia la madre (según sea el caso) hasta que llegan a una etapa madura y luego se dan cuenta de que no fue como les dijeron cuando eran niños.

“Es un síndrome en donde uno de los integrantes de la familia (papá o mamá) cuando tienen dificultades y que llegan al divorcio y que uno de ellos por despecho, por coraje o por resentimiento y porque son gente que no dimensiona en daño que pueden hacer a los hijos, les inculcan odio, les dicen muchas cosas que van influyendo en las conductas, en las emociones, para estar en contra de la pareja”, dijo Ruiz Canaán.

Agregó que cuando eso sucede se está ante un individuo peligroso (ya sea papá o mamá) que no tiene ese amor por sus hijos, que además no le importa dañar a sus hijos, por lo que ese síndrome es llevar poco a poco de manera persuasiva y poniéndolo en contra del otro integrante de la pareja hasta incluso llegar al odio.

“Esto es muy grave, puesto que estamos ante un psicotrauma que les están generando a los hijos, pues hay que recordar que infancia es destino, y pues lo que se les inculca a esa edad repercute en la etapa adulta, entonces van creando parte de un sentimiento negativo hacia uno de los integrantes de la pareja, lo marcan emocionalmente”.

La funcionaria estatal dijo que los hijos normalmente quieren a papá y mamá, por lo que ellos, al momento de darse cuenta sobre los pleitos de sus padres, es como partirlos en dos emocionalmente, a eso también se le llama estrés postraumático y del cual necesitarán ayuda para poder superarlo, pues en algún momento ellos podrían tener problemas en sus respectivas relaciones, pues van a crecer con resentimiento, con odio, incluso hay el riesgo de que crezcan siendo misóginos.Parten a hijo.

Comenta con Facebook