Loading

Pide SEED paciencia a maestros sin pago


Decenas de maestros de Escuelas de Tiempo Completo se manifestaron ayer por la tarde en las oficinas de la Secretaría de Educación del Estado, para exigir pagos atrasados, con lo que consiguieron que dentro de cuatro días liberaran los recursos que aún no llegan a nivel federal.
El martes alrededor de las 14:00 horas, docentes adscritos a este programa se manifestaron en las oficinas de la Secretaría, solicitaban hablar con el titular, Rubén Calderón Luján, pero personal de apoyo anticipó la respuesta al señalar que estaba en la Ciudad de México en compañía al Gobernador.
Ante la ausencia y la premura de la petición, exigieron ser atendidos por otro funcionario para dar cauce a sus demandas y para ello debían nombrar una comisión para pasar a dialogar, pero se resistieron ya que deseaban acceder a la oficina todos los quejosos.
La molestia se incrementó cuando obligados por el orden y la capacidad del espacio, fue necesario cerrar por algunos minutos la puerta de la oficina, situación que causó irritación en los docentes que reclamaron ser tratados en igualdad de circunstancias y evitar lo que ellos consideraron una agresión a sus derechos.
Miguel Gerardo Rubalcaba Álvarez, subsecretario de Servicios Educativos, en ausencia del Secretario de Educación, atendió a los maestros inconformes para señalar que esto escapaba de sus manos y de la institución estatal, ya que estaban sujetos a que el recurso federal bajara, se firman los convenios y se presupuestan los recursos para incorporarlos a las nóminas y comenzamos a pagar las compensaciones.
“En anteriores ocasiones le hemos hecho así, solamente pedimos un poco de paciencia. Sabemos que no es fácil para ustedes por el tema que involucra sus ingresos y su situación patrimonial”, señaló preocupado el funcionario.
El diálogo entre las partes se prolongó pasadas las 17:00 horas y cerca de la 17:30 acordaron esperar los pagos, dicho esto abandonaron las instalaciones de la Secretaría con menos molestia que como habían llegado.

Comenta con Facebook