Loading

Piden a padres de familia poner atención en la conducta de sus hijos

En caso de detectar algún problema, se debe buscar ayuda profesional

Robar un lápiz, borronear la mesa, interrumpir a la maestra, todas parecen conductas normales de un niño, pero no es así, se puede tratar de un trastorno de conducta cuando se presentan de forma reiterada y es responsabilidad de los padres de familia el detectar estos problemas.
José Ángel Zúñiga Bacio, director de Desarrollo Familiar y Humano del DIF Estatal, menciona que cuando los hijos presentan alguna conducta o hábito diferente a lo normal, los papás suelen dejarlo pasar desapercibido, acreditándole el problema a que su hijo está creciendo, cambiando o que está pasando por una conducta pasajera.
“Tenemos que poner mucha atención con esas señales para que nos indiquen si en realidad estamos frente a un problema de conducta”, dijo.
Precisó que si un hijo de repente se comienza a aislar los papás deben ponerle atención, no esperar a que se le pase ese episodio porque no saben lo que está sucediendo con su hijo, qué desencadenó esa conducta. Lo mismo sucede con el hijo que de pronto se pone muy extrovertido, es decir, se tiene que hacer algo para contrarrestar esos síntomas y que no se vaya a presentar un problema mucho más serio.
La respuesta es ir a buscar ayuda profesional, psicólogos que puedan determinar si hay algún problema de un trastorno en la conducta en el hijo para que cuando crezcan los hijos no sean personas propensas a las adicciones o al delito.
“Un psicólogo o psiquiatra, especialista en la salud mental, va a decirnos si es un problema menor o si es un problema que requiere atención especializada”, comentó.
La posibilidad de incluir en el esquema de salud la Cartilla de Salud Mental sería una buena opción, opinó, aunque esto debe de ir de la mano de la opinión de expertos en la materia. Sería muy importante tener un mecanismo para detectar cualquier alteración de la salud mental a tiempo y darle tratamiento.

Comenta con Facebook