Loading

Pone Roque la “Santa Cruz” a Pumas

1

Cruz Azul reavivó este domingo sus esperanzas de Liguilla al imponerse 1-0 a Pumas, que a su vez puso en jaque su clasificación

Ulises Gutiérrez
Agencia Reforma

MÉXICO, DF.- Pumas se despidió ayer prácticamente de la Liguilla al perder 1-0 ante Cruz Azul, que a su vez levantó sus esperanzas por un boleto.
Con más oficio que futbol, La Máquina, en pleno día de la Santa Cruz, hizo efectiva su paternidad sobre los felinos en el Estadio Olímpico Universitario, recinto que en los últimos cinco años ya le ha dado cuatro victorias y un empate.
El partido en CU pasó por la importancia de aspirar a la Fiesta Grande y también por salvar el último “Clásico” del semestre, pues ambos rivales ya tenían a sus espaldas traspiés ante Chivas y América.
Fueron los universitarios quienes se quedaron con la deshonra de ser el peor de los “grandes” y a la vez saber que durante la temporada (2014-15) perdieron en casa los tres juegos más importantes, en el Apertura 2014 Chivas les pegó 1-0, mismo marcador en la visita del América este Clausura 2015.
Ese fue el resumen de las consecuencias de caer ante los celestes, los cuales salieron airosos gracias a su filosofía actual: mantener la solidez defensiva y esperar un contragolpe o error contrario para matar.
Esa postura dejó a los auriazules con la carga de la iniciativa y el desgaste, esfuerzo que les dio ocasiones de gol en la primera media hora del juego pero que no se concretaron por culpa de Jesús Corona.
Fue justo cuando Pumas buscaba más la anotación que Cruz Azul aprovechó su única jugada ofensiva del partido: un centro de Gerardo Flores por la banda derecha que cerró Roque Santa Cruz a segundo palo, la tarea estaba hecha al 35’.
De ahí en adelante La Máquina cerró, todavía más, sus espacios en defensa y vio como el local se desgastaba la cabeza en tratar de romper el cerco, el cual no cedió ni con el ingreso de Daniel Ludueña para el complemento.
Todavía los celestes pudieron incrementar la ventaja al acabar el duelo, pero Alfredo Saldívar le ganó un mano a mano a Alejandro Vela, una nimiedad para la ganancia obtenida.
Cruz Azul ya camina más tranquilo de cara a la Liguilla, pues tiene su futuro en las manos, a Pumas le conviene empezar la planeación para el siguiente torneo, en este solo un milagro los meterá a postemporada.

Comenta con Facebook