Loading

Prevalecen asaltos a transporte de Diconsa

3-jose-1-jfc

 

 

 

 

 

 

 

Josélo Fuentes Delgado

En el primer trimestre del año la gerencia de la Unidad Operativa de Diconsa en Durango ha reportado varios atracos a sus transportes donde los choferes son asaltados con lujo de violencia por gavilleros de la zona y los despojan de dinero y pertenencias para darse a la fuga. Los montos oscilan entre los 40 y 50 mil pesos.
La región donde los maleantes hacen de las suyas ahora es por el rumbo de “La Huajolota”, en el municipio de El Mezquital. Anteriormente cuando los sitios donde asaltaban camiones de Diconsa era por el rumbo de Santiago Papasquiaro y por “Río Miravalles”, en el municipio de San Dimas. De lo anterior obran ya las respectivas denuncias contra quien resulte responsable.
Gerardo Rubén Ontiveros Palacio, gerente de la Unidad Operativa de Diconsa, detalló por el conocimiento de la zona, los avisos que pueden darse entre los pobladores y la coincidencia de los días cuando los choferes recolectan la cobranza es cuando se suscitan estos atracos y en ellos pueden estar implicados lugareños.
“Son demasiadas coincidencias que al realizar su ruta el camión, hay determinados tiempos en que se hace corte en cada almacén rural recogiendo el recurso de las ventas de las tiendas, de acuerdo al recorrido y son en esas fechas cuando ocurren los asaltos por grupos de gente armada”, dijo.
Al estar asegurada tanto la mercancía como los recursos que ocasionalmente cobran los choferes de las unidades de Diconsa, porque no siempre traen consigo dinero de las tiendas o almacenes, expresa el gerente, “ordenamos a los conductores que nunca opongan resistencia para evitar salgan heridos, pero lamentablemente los delincuentes además de someterlos los golpean, despojan de sus pertenencias, además del dinero de sus viáticos, ropa y hasta celulares”.
Sin precisar la cantidad exacta, por la discreción de las indagatorias, de asaltos ocurridos en los últimos meses, detalla Ontiveros Palacio que a la fecha no hay víctimas mortales por lamentar, tampoco el robo de las unidades, mercancía o incluso el combustible (gasolina o diesel) de los vehículos, porque en pasadas ocasiones era variable lo que tomaban los asaltantes.

Comenta con Facebook