Loading

Quedaron atrapados en un tanque elevado


Daniela Morales Silva
El martes, cerca de las 12 de la noche, la Dirección Municipal de Protección Civil, a través del C5, recibió un reporte que indicaba que un menor de nueve años se encontraba atrapado en un tanque elevado ubicado por la carretera Durango-Mezquital, pero resultó que no era uno, sino dos.
El niño de nueve años estaba atorado en el fondo de la cisterna, que tenía un depósito de 6 metros de profundidad, y estaba lesionado, mientras que el otro, de 13 años, estaba en una de las escaleras.
Por esto fue necesario que el equipo de rescate vertical se presentara en el lugar para hacer la extracción de forma segura sin lastimar a los menores.
El titular de la dependencia, Israel Solano Mejía, destacó que, afortunadamente, los niños no presentaron lesiones mayores, solamente golpes de consideración sin fracturas.
Señaló que el menor no pudo decir cuánto tiempo estuvo en el lugar, sin embargo, su mamá menciona que lo dejó de ver desde las 11 de la mañana, por lo que lo buscó en cuanto comenzó a oscurecer en los lugares que su hijo frecuenta para jugar.
Por esto, Solano Mejía comentó que a la madre del menor de nueve años se le dio la orientación necesaria para que acuda al DIF y reciba apoyo para saber cómo manejarse con un hijo que es un tanto hiperactivo.
Todo parece indicar que este tanque elevado era visitado con frecuencia por ambos niños, por esto, el director mencionó que ya se está haciendo las gestiones necesarias con Obras Públicas y Desarrollo Urbano para eliminar un tramo de escalera y minimizar los riesgos de que puedan ascender.
“Como recomendación en el periodo vacacional para los padres de familia, es primordial que los menores no sean dejados solos, que no se asuma que la televisión los puede entretener mucho tiempo, ni asumir que los niños no harán nada, pues por curiosidad hacen acciones temerarias al desconocer los peligros”.

Comenta con Facebook