Loading

“Quitar clase de historia, es quitarles la memoria”

1 historia

Presentan libro “Trilogía de la Conquista: Anécdotas, sucesos y relatos”

 

Josélo Fuentes Delgado

No es del todo correcto ni aconsejable retirar la historia de la matrícula de materias en la Educación básica del país como se ha pensado y/o se pretende. Al contrario hay que acercar a las nuevas generaciones de una manera más amena, divertida, para que no sean meras fechas ni nombres sólo para memorizar.

Así opinó el autor de la “Trilogía de la Conquista: Anécdotas, sucesos y relatos”, presentado ayer por la mañana en el Museo de la Ciudad, dejando en claro que quien pretenda quitar la materia de Historia de las escuelas, quitará la memoria de un país a las nuevas generaciones de futuros ciudadanos.

José Antonio Crespo, es Doctor en Historia, Analista Político e Investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) y platicó sucintamente sus textos presentados por Samuel Aguilar Solís y Javier Guerrero. Ellos abundaron en detalles y anécdotas relevantes de los libros citando a la Conquista de México a manera de un proceso doloroso y que aún tiene algunos vestigios que la cultura actual no ha superado.

Dijo Crespo que novelizar la historia tiene sus ventajas y desventajas, sobre todo por los límites de la imaginación del autor y los hechos reales, verídicos de lo que ocurrió, por ello su trabajo presentado “Trilogía de la Conquista: Anécdotas, sucesos y relatos”, está basado sobre hechos reales extraídos de cartas, sucesos verídicos, documentos donde quedó asentado el acontecimiento, nada inventado ni alterado.

“En la historia nadie es ni tan héroe ni tan villano, si se ve desde el punto de vista de los sucesos reales y el impacto posterior de los hechos en la cultura creada a partir de los cambios que formaron una Nación y un país”.

En su comentario, Javier Guerrero, cronista de la ciudad e historiador, director del Archivo de la Ciudad, detalló que los españoles aprobaban las masacres y exterminio pueblos porque había una discusión filosófica que alegaban ausencia del alma en los nativos del nuevo mundo, es decir que eran vistos como animales y de ahí disponer de sus vidas no era pecado.

Por ello los misioneros durante la Conquista, promovían los bautizos masivos para convertir a los pueblos al cristianismo y que así respetaran sus vidas para evitar de una vez por todas con el derramamiento de sangre, pero  los malos tratos y el sometimiento continuó por varios siglos más.

Comenta con Facebook