Loading

Reclama ONG falta de políticas públicas que defiendan a la familia


La disolución de las familias es, a decir de Laura Martínez Amaya, representante del Frente Nacional por la Familia, la principal causa de suicidios y drogadicción.
Señaló que no existen políticas públicas que defiendan a la familia, “de hecho es al contrario, hay políticas que más bien la destruyen”.
Declaró que es la misma autoridad quien le ha puesto muchas leyes a la familia para facilitar las separaciones, y un ejemplo dijo es el divorcio exprés.
Sostuvo que en lugar de ayudar a que las familias se unan o fortalezcan pasa todo lo contrario y se apoya su disolución rápida.
Aseveró que la cifra de divorcios es alta, que en Durango hay más divorcios que matrimonios y por eso el Frente ha pugnando por que existan pláticas matrimoniales, que no se unan dos personas “así porque sí”, si no que de verdad sepan a lo que van, las responsabilidades que van a adquirir, que sepan que tendrán hijos y una familia por la que deben trabajar responsablemente.
Manifestó que son varias las autoridades que deben intervenir en esta problemática, desde las educativas, que deben tener acercamiento con los padres de familia y exigir escuelas para padres, que tengan un objetivo.

Comenta con Facebook