Loading

Restaurantes son víctimas de su personal

Cuando se trata de dinero se llega al despido inmediato

Alicia Rodríguez Álvarez
Cámaras de vigilancia, filtros de revisión, nada funciona para evitar que el personal en los restaurantes deje de robar, señaló el presidente de la Canirac en Durango, Jorge Muñoz Guerrero, quien explicó que está tan arraigada esta práctica que ya se destina una parte del presupuesto para reponer todo lo que se roban, hablando de artículos.
“El robo, en cuanto a personal, es el pan nuestro de cada día, es algo que no ha parado, instalamos cámaras, ponemos vigilancia, se revisa a los empleados, pero yo creo que es algo que ya tiene mucho tiempo”, dijo.
Y es que se roban desde cucharas hasta un corte de carne, cuando se trata de robos que aún pueden “perdonar” los dueños de estos establecimientos, ya que por lo general se habla con el empleado, porque muchos lo hacen por necesidad.
Ya cuando se trata de un robo mayor, donde el empleado ha robado dinero, se trata de un despido inmediato, solamente que no han sido precavidos respecto al proceso que se debe llevar a cabo para evitar una demanda.
Explicó que lo que pasa es que se descubre el robo, el dueño se enoja y en ese momento se despide a la persona, pero nunca se interpone antes una denuncia por robo, de tal forma que el empleado lo primero que hace al salir es demandar a la empresa por despido injustificado.
“Cuando es dinero sí es justificante de despido, en las otras cosas se habla, comprendemos que la situación es muy difícil, que los salarios no son los mejores, pero no es porque el empresario no quiera dar, es porque la economía no rinde”, reconoció.
Agregó que hay muy pocas denuncias por robo, pero están trabajando por que los dueños de estos negocios sepan que hay que denunciar de inmediato cualquier tipo de hurto, para después no tener problemas con el empleado que están despidiendo por malas prácticas.

Comenta con Facebook