Será el DIF Municipal espacio libre de humo



El DIF Municipal Durango comenzó el proceso para certificar a todas sus áreas como Espacios Libres de Humo de Tabaco, “pues esta cultura de salud y respeto va de la mano con la política de bienestar de las familias que promueve el Sistema Asistencial del Gobierno Ciudadano”, dio a conocer Ana Beatriz González Carranza, presidenta del mismo sistema.
Este organismo es el primero del Ayuntamiento que encabeza el alcalde José Ramón Enríquez en iniciar el trámite para obtener la certificación que otorga la Secretaría de Salud en el Estado a través del Comité Municipal para la Prevención y Asistencia a las Adicciones, mismo que depende de la Dirección Municipal de Salud Pública.
El personal del DIF Municipal asistió a una plática de sensibilización sobre los efectos del consumo y exposición del humo de tabaco impartida por Diana Jiménez, responsable de la Oficina Estatal para el Control del Tabaco de la Secretaría de Salud.
Se abordaron los lineamientos de ley en la materia, como la necesidad e importancia de que cada espacio cerrado o edificio público cuente con la señalética adecuada para concientizar a sus asistentes de no fumar y reiterar que es un espacio libre de humo, así como los riesgos a la salud que implica la exposición al humo de tabaco y el consumo del mismo.
En otro punto se analizó el tema “Humo de tercera mano”, el cual se define como el que permanece en el medio ambiente o en lugares como paredes, muebles o ropa y que también representa un grado de toxicidad debido a las más de siete mil sustancias que contiene el deshecho, aunque es difícil de percibir, en niños y personas de la tercera edad eleva su potencial tóxico a largo plazo.
Por último, González Carranza dijo que DIF Municipal es una institución comprometida con el medio ambiente y la salud de la ciudadanía, esta certificación garantiza y optimiza el servicio que se ofrece a cada usuario que asiste a cualquiera de las áreas de esta y otras dependencias, ya que es un derecho de cada persona que los edificios públicos estén regidos bajo la ley de ser un espacio libre de humo de tabaco u otras sustancias.