MINUTO X MINUTO

Turbulento arranque del proceso electoral



Poca credibilidad en las campañas y personajes livianos es lo que se ha dejado ver hasta el momento en el proceso que apenas inicia para las elecciones de este año, donde habrán de elegirse diputados federales y senadores, diputados locales y la Presidencia de la República Mexicana, de acuerdo a la opinión de los columnistas Jesús Nevárez, Víctor Hernández y Mariano Cervantes, en la transmisión de Página de Análisis, en compañía del jefe editorial Mariano Cervantes.
“Lo que más ocupa los espacios de opinión en este 2018 es el proceso electoral”, introdujo Mariano Cervantes como moderador del programa, pues asegura que seguimos siendo una sociedad que depende mucho del movimiento gubernamental. En ese sentido nos encontramos en plenas precampañas de los candidatos a presidente de la República.
Por su parte, Jesús Nevárez cree que el espectáculo que hoy vivimos en las precampañas es por demás divertido, el definir quién va a encabezar cada partido como candidato para la Presidencia de la República, más que un ejercicio democrático, es una negociación turbia entre grupos de personas que están disfrutando del poder, quienes forman parte de una crisis en la que está hundida el país, de carácter social, moral, ética y económica.
“Ahí está la clase política con sus negociaciones perversas y sus ridiculeces”, dijo.
Víctor Hernández consideró que nos encontramos en una etapa muy turbulenta, pero esto es natural, porque se supone que son precampañas al interior de los partidos políticos para definir candidatos pero el ciudadano común no percibe la diferencia entre las campañas y precampañas, de tal forma que eso de una “precampaña” es mera simulación, patrocinada por las instituciones que además se dicen ser “ciudadanizadas”.
“No es una campaña común, porque está la disputa para el control de la nación”, dijo.
“¿Qué pasa cuando la actuación de figuras políticas incide o está incluso planeada para favorecer o atacar a alguno de los grupos o candidatos?”, prosiguió Mariano Cervantes.
Esto ayuda a que haya menos credibilidad a candidatos y partidos, pero además falta de esperanza ciudadana para salir de los problemas que tiene el país, refirió Jesús Nevárez.
Por otro lado se encuentran las encuestas que adelantan tendencias del voto, ¿cómo se encuentran los precandidatos?, agregó Mariano Cervantes.
Los resultados mencionan a Andrés Manuel López Obrador en la mejor posición, es algo natural, pues lleva diez años en campaña, opinó Víctor Hernández, no baja de los 30 o 32 puntos, muy parecido a 2006 cuando participó contra Felipe Calderón, proceso en el que al cabo de un tiempo bajó mucho de posición y esto se prestó a sospechas.
Para este 2018 se observa a un Presidente de la República metido en el proceso electoral.
¿Y los precandidatos? José Antonio Meade parecía un candidato difícil de vender, sin carisma, sin don de gente, pero las encuestas preliminares ya lo ubican en segunda posición y Ricardo Anaya se ubica en tercera posición, aun cuando parecía mejor candidato, agregó Víctor Hernández.
“Hay una maniobra en la cuestión de las encuestas que a mí no me convence y prefiero irme por las percepciones”, mencionó Jesús Nevárez.
¿Encuestas manipuladas?, cuestionó Mariano Cervantes.
“Quizás no todas están manipuladas, algunas de ellas son muy serias, finalmente se trata de un ejercicio con métodos científicos, pero lo que pasa es que no están recogiendo lo que verdaderamente piensa la gente”.
Lo cierto es que las encuestas nunca han dado con la realidad, agregó Mariano Cervantes, a lo que Víctor Hernández abundó que las encuestas serias realmente comienzan dentro de unos meses, los demás que han publicado son de reputación dudosa.
Por lo pronto parece que Meade ha ido bajando y la preocupación ha llegado a tal grado que el Presidente de la República Mexicana ha comenzado a hacer modificaciones y ha mandado a parte del gabinete a ayudarle, señaló.
“Los elementos que tenemos para analizar los primeros quince días del año es que hay un preocupación seria, el caso Chihuahua los ha movido de foco, los ha distraído, más lo que venga de Nayarit y lo que siga saliendo de Veracruz”, dijo, al referirse a la posición del Revolucionario Institucional, el cual considera que está en una situación difícil porque no lo van a dejar “despegar”.
Y es que, hacer una campaña en medio de tanta turbulencia es difícil, indicó. José Antonio Meade debe tomar distancia del Gobierno de Peña Nieto para quitarse los “lastres”.
La designación de Meade es un agravio al mismo PRI, consideró Víctor Hernández.
¿Y el tipo de campañas? Para Víctor Hernández es radical la campaña que está manejando Ricardo Anaya, pues no es conveniente para ningún candidato presidenciable anunciar una posición en contra del partido en el poder desde la campaña, pues habla de meter a la cárcel a los hoy funcionarios del PRI. Es un “recurso desesperado”.
Quizás otros sí lo van a hacer, en caso de llegar al poder, como es el caso de López Obrador, pero no lo van a decir en campaña, opinó Jesús Nevárez.
Ya en lo local, el gobernador del estado ha tomado una posición muy inteligente y prudente al no asegurar cárcel para el exgobernador Jorge Herrera Caldera, pero también debe darle algo a la ciudadanía, porque todos esperan ver a alguien en la cárcel y tiene que ser algún exfuncionario de peso.
Todos se apuntan para candidatos a diputados y senadores, señaló Mariano Cervantes, y en esa dinámica ¿cuál es la lectura?
Jesús Nevárez advirtió que es verdad que abundan quienes levantan la mano para algún puesto público, y si no lo consiguen en su partido lo irán a buscar en otro, de tal forma que lo que se deja ver es una “falta de disciplina”.
Antes los militantes de partidos, sobre todo en el PRI, estaban acostumbrados a “tragarse lo que te sirvan sin hacer gestos”, agregó Mariano Cervantes, “¿y ahora?”.
Víctor Hernández reconoció que hay pocos lugares para muchos “aspirantes”, pero al final la lista se va reduciendo, aunque todavía con muchos en fila.
El problema es que, además de haber pocos cuadros políticos importantes, ahora las reglas electorales obligan a los partidos a cumplir con cierto número de jóvenes en las candidaturas, otro tanto de mujeres, por lo que muchos espacios estarán designados, no a quienes pueden rendir en ellos, sino para un joven por el simple hecho de ser joven, o una mujer por el simple hecho de ser mujer, explicó Mariano Cervantes.
Sin duda 2018 será un proceso electoral cerrado, donde pequeñas cifras de votos harán la diferencia. El panorama a favor del PRI es que es el único partido con estructura que le brinda millones de votos duros, consideró Víctor Hernández.
En el caso de Durango estuvo circulando una publicación sobre una lista de candidatos al Senado que incluía a exfuncionarios de la entidad, nada creíble, según la opinión de Víctor Hernández, porque se trata de espacios reservados para personajes pesados, cercanos al Presidente.
Hace pocos días reapareció Alejandro González Yáñez, y por otro lado José Ramón Enríquez sigue dando de qué hablar con sus aspiraciones políticas, Morena ya le abrió los brazos a quienes quieran sumarse, independientemente del partido que vengan.
Así la lectura de los columnistas, quienes aún están a la expectativa de los movimientos que se puedan dar en los próximos meses para las diferentes candidaturas que están por definirse para las distintas diputaciones locales, federales y senadurías.