Loading

Utilizan a niños para protestar

A fin de ejercer presión para que se destraben los 28 millones de pesos que ya fueron autorizados el año pasado para el pago de proveedores del sistema CADI, este martes al menos dos grupos de estudiantes fueron llevados para recibir clases a las afueras del Congreso del Estado.

A decir de la directora de dicho sistema educativo, María de Jesús Páez Güereca, son más de ocho mil alumnos los que podrían dejar de percibir sus alimentos.

Los maestros, coordinadores y demás personal que acudió al Congreso colocaron una lona con la leyenda: “…la educación y la alimentación de los niños y jóvenes del sistema CADI son un derecho. Una obligación del Gobierno del estado su solución”.

Y es que la entrevistada señaló que no solamente se tiene problema con el tema de la alimentación, sino que persiste además la falta de pago a los docentes, se trata de una quincena pendiente del 2018, y los dos meses y medio de este 2019.

La protesta que consideraron pacifica, es una manera de lograr la atención de las autoridades, pues aseguran no se les da solución, por el contrario los traen a puras vueltas, de ahí que optan por tomar otras alternativas.

Recordar que precisamente en la Sesión pasada del Congreso del Estado también se manifestaron pero únicamente maestros, con pancartas, e incluso al interior del recinto.

Comenta con Facebook