Loading

Autorizan a las FARC a entrar en la política

1-FARCSantos comienza su segundo mandato de cuatro años

BOGOTÁ, COLOMBIA.- Los guerrilleros colombianos que dejen las armas podrán participar en política.
Así lo decidió la Corte Constitucional del país sudamericano, cuyo fallo generó dudas sobre el futuro del proceso de paz que Bogotá desarrolla con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) desde hace casi dos años, en Cuba.
Esto se da cuando el Presidente Juan Manuel Santos comienza su segundo mandato de cuatro años.
El fallo del máximo tribunal, cuyo texto aún no se conoce en su integridad, advierte que sólo los guerrilleros que firmen un proceso de paz podrán participar en política, si no han cometido delitos de lesa humanidad o incurrido en genocidio.
La decisión judicial, adoptada el miércoles, dejó intacta una reforma constitucional promovida por el propio Santos.
Asimismo, respondió a una demanda interpuesta por un seguidor del ex Presidente Álvaro Uribe, quien desde hace cuatro años es el más férreo crítico de Santos y ahora encabeza la principal bancada opositora en el Congreso.
La forma en cómo los ex guerrilleros podrán participar en política aún no está definida.
Eso se sabrá una vez que el Congreso apruebe una ley que desarrolle la reforma constitucional que lo posibilite y luego de que se firme un acuerdo con las FARC.
Pero ahí es donde surgen las dudas.
El analista León Valencia, quien formó parte de una facción del Ejército de Liberación Nacional que se desmovilizó en los 90, dijo a REFORMA que la guerrilla surgió hace medio siglo como una respuesta a la exclusión política.
“Toda cortapisa que se le ponga a la participación de los ex guerrilleros en la vida civil es un problema”, advirtió.
“Toda esta guerra de 50 años ha sido por lograr una participación política, en contra de una democracia que no les daba oportunidades”, agregó.
Carlos Eduardo Jaramillo, comisionado de paz del Gobierno de César Gaviria en los 90, confía en que Santos tenga claro qué tipo de proyecto de ley presentará al Congreso para que este tema avance.
“El Gobierno tiene que resolver eso. Los guerrilleros (de las FARC) no se van a desmovilizar si son vetados para hacer política”, indicó.
Por su parte, el Ministro de Justicia, Alfonso Gómez Méndez, dijo a REFORMA que no hay razones para preocuparse.
“El fallo de la Corte es en el mismo sentido en que está planteada la reforma constitucional que se hizo, donde se excluyen de la participación en política a los autores de crímenes de lesa humanidad y de genocidio”, expresó.
Entre 1958 y 2012, el conflicto interno en Colombia dejó más de 220 mil muertos, casi 6 millones de desplazados, 27 mil secuestrados, 25 mil desaparecidos y casi 8 millones de hectáreas de tierra despojadas, según el Centro Nacional de Memoria Histórica.

Comenta con Facebook