Loading

Brote ébola se asemeja a “tiempos de guerra”

1-ebola> Subestimaron magnitud de la epidemia; la alerta llega tarde, acusan

Agencias

GINEBRA/MONROVIA.- La epidemia de ébola en África Occidental ha creado una situación similar a “tiempos de guerra”, incluyendo una amenaza de escasez de alimentos, y podría tomar seis meses controlar el brote, dijeron el viernes la organización Médicos Sin Fronteras (MSF) y el Gobierno de Liberia.
Mientras crece la alarma por el peor brote del virus que ya se ha cobrado la vida de más de 1.000 personas, MSF cuestionó si la Organización Mundial de la Salud (OMS) había actuado lo suficientemente rápido para declararlo como una “emergencia sanitaria pública de preocupación internacional”, algo que recién hizo el 8 de agosto.
El jueves, la OMS dijo que su personal veía evidencia de que los números reportados de casos y muertes subestimaban la escala del brote y que coordinaría un aumento masivo de la respuesta internacional.
La presidenta de MSF, Joanne Liu, comparó en una conferencia de prensa después de un viaje de 10 días por África Occidental al brote, que ha azotado a Sierra Leona, Liberia y Guinea y afectó también a Nigeria, con una situación que se asemeja a “tiempos de guerra”.
“Es como un frente, se está moviendo, está avanzando, pero no tenemos idea de cómo seguirá”, afirmó.
Liu dijo a periodistas en Ginebra que la OMS necesitaba “tomar el liderazgo” y llevar a más expertos donde eran más necesarios en el terreno.
“Creo que los llamados de alerta llegaron muy tarde”, dijo.
El 1 de abril, el portavoz de la OMS Gregory Hartl describió al brote como “aún relativamente pequeño” después de que el director general de MSF, Bruno Jochum, advirtiera de que era un hecho “sin precedentes” y “excepcional”.
La cifra de muertos por el brote aumentó a 1.145, dijo el viernes la OMS, con 76 fallecidos más que en el informe del miércoles, en los cuatro países afectados por la epidemia.
La agencia dijo que se reportaron 152 nuevos casos confirmados, probables y sospechosos en dos días en Guinea, Liberia, Nigeria y Sierra Leona, lo que lleva el total del brote a 2.127 personas afectadas.
En Liberia, que como sus vecinos Sierra Leona y Guinea desplazó soldados a una zona de la triple frontera más afectada por el virus y en cuarentena, el ministro de Información Lewis Brown dijo que su país aún necesitaba más personal médico y ayuda.
Además, el presidente de Sierra Leona, Ernest Bai Koroma, dijo que los dos centros de tratamiento en su país estaban “superados”.
“Necesitamos una respuesta más fuerte a la naturaleza de la enfermedad y la manera en que nos está afectando”, dijo Koroma en Freetown, y añadió que entregó ese mensaje a la OMS.
“Si nuestra gente está muriendo, la respuesta debería ser extraordinaria porque la situación es extraordinaria. El tiempo es esencial”, dijo Koroma en una rueda de prensa, y agregó que había visto la respuesta mundial a una crisis humanitaria, como el terremoto de Haití del 2010, y que África Occidental necesitaba una ayuda similar.

Comenta con Facebook