Loading

Cercan a yihadistas en represa de Mosul

1-OfensivaMÉXICO, DF.- La ofensiva para recuperar la presa más importante de Irak de manos de los milicianos del Estado Islámico (EI) avanzó ayer a su objetivo.

Respaldados con ataques aéreos estadounidenses, los combatientes peshmerga (kurdos) lograron posicionarse a dos kilómetros de las instalaciones de la presa, haciendo inminente un asalto final en las próximas horas.
Aunque algunas fuentes habían asegurado antes que la presa ya había sido recuperada, el portavoz del Gobierno kurdo, Fuad Hussein, aclaró que aún no era así.
La presa de Mosul, la más grande de Irak, abastece de electricidad a la ciudad homónima y controla el abastecimiento de agua de toda la región.
El temor de las autoridades es que los yihadistas —que tomaron la presa hace 10 días— corten el suministro, como ya hicieron en Faluya, o provoquen una megainundación.
Un informe militar estima que de volar el disque se provocaría una ola de 20 metros sobre Mosul y sus efectos se sentirían incluso en Bagdad.
“Los peshmerga han visto alentado su avance debido a las minas terrestres; de todas formas, considero que para mañana (hoy) ya habrán recuperado la presa”, dijo el asesor de la provincia de Nínive, Duraid Hikmat Tobia.
Durante la mañana, fuentes kurdas confirmaron la toma de otros territorios, como las localidades de Telsqof, Sharafiya y Batnaya, a 30 kilómetros de Mosul.
Los bombardeos estadounidenses alcanzaron ayer a 10 vehículos armados, 7 Humvees, 2 autos blindados y un puesto de control yihadista, sumando en total 30 ataques durante el fin de semana.
Al menos 13 milicianos habrían muerto y otros 46 habrían resultado heridos.

Comenta con Facebook