Loading

Dialogan sobre posibles reparaciones por daños

1-DialoganLas demandas de ambos países sobre reparación de daños que están pendientes representan uno de los “retos más difíciles”

WASHINGTON, EEUU.-Estados Unidos y Cuba sostuvieron en La Habana su primera reunión con miras a resolver los reclamos de bienes estadunidenses confiscados tras la revolución cubana, y los daños económicos causados por el embargo a la isla.
Las demandas de ambos países sobre reparación de daños que están pendientes representan uno de los “retos más difíciles” para la normalización de relaciones bilaterales, señaló una funcionaria del Departamento de Estado que habló en condición de anonimato.
Apuntó que se trató de una reunión preliminar, para que los representantes gubernamentales entendieran en “términos generales”, qué tipo de reclamaciones prioriza cada parte.
La funcionaria señaló que Washington tiene tres tipos de demandas: las certificadas por la Comisión de Liquidación de Reclamaciones en el Exterior (FCSC) desde hace tiempo, fallos en cortes estadunidenses en contra de Cuba y otras reclamaciones del gobierno de Estados Unidos.
Apuntó que la delegación estadunidense comunicó a Cuba que en el momento en que la FCSC realizó su certificación, eran ciudadanos estadunidenses quienes presentaron casi seis mil reclamaciones.
La funcionaria recordó que esas demandas de corporaciones y ciudadanos individuales suman un valor de mil 900 millones de dólares, sin incluir intereses.
Añadió que existen al menos 10 dictámenes de cortes federales y tribunales menores estadunidenses que aún permanecen “insatisfechos” en los que se falló que Cuba tiene que pagar por bienes o propiedades confiscados por alrededor de dos mil millones de dólares.
Indicó que Estados Unidos cree que estas últimas reclamaciones se pueden solucionar a través de una compensación o de otras formas de ofrecer valor, sin hacer mayores precisiones.
“Sabemos que ellos (los cubanos) creen que tienen millones de dólares en reclamaciones relacionadas con daños humanos y económicos ocasionados por el embargo”, remarcó la funcionaria.
Ante Naciones Unidas, el gobierno cubano indicó en octubre pasado que los daños económicos de más de medio siglo de embargo “ascienden a 833 mil 755 millones de dólares, según el valor del oro. A precios corrientes, suman 121 mil 192 millones de dólares”.
En esa ocasión, el canciller cubano Bruno Rodríguez precisaba que lo que Cuba denomina como bloqueo incluye todas las legislaciones que impiden el comercio estadunidense con la isla, así como las sanciones a empresas de otros países que inviertan en Cuba y que hagan negocios con Estados Unidos.
“Ambos lados presentamos las demandas con certeza de que habrá algún tipo de resolución”, enfatizó la funcionaria estadunidense.
La FCSC es la agencia del Departamento de Justicia que actúa como mediador en reclamaciones de estadunidenses en contra de gobiernos extranjeros de conformidad con acuerdos internacionales, así como en liquidaciones de bienes extranjeros en Estados Unidos.

Comenta con Facebook