Loading

Enciende alertas ordeña de gas LP

En 2016 sumó 153 puntos de ordeña y en 2017 aumentó a 166

Benito Jiménez
Agencia Reforma
CIUDAD DE MÉXICO.-
Pemex prendió otro foco rojo, ahora por el robo de Gas Licuado de Petróleo (LP).
Aunque las tomas clandestinas en gasoductos representan mayor riesgo de explosión, personal militar ha detectado mecanismos de ordeña, almacenamiento y hasta distribución en cilindros de uso doméstico.
Internamente, Pemex comenzó a registrar en 2016 el robo de gas LP, pero fue hasta 2017 cuando prendió la alerta y empezó a hacer pública su estadística de tomas clandestinas.
De acuerdo con un reporte de la empresa, en 2016 sumó 153 puntos de ordeña y en 2017 aumentó a 166.
“En 2016, incluso a inicios de 2017, las autoridades de Pemex consideraron que estos señores (ordeñadores) se equivocaban en la perforación de los ductos, y que en vez de encontrar gasolina o diesel, hallaban gas, y propiciaban incendios por su mal manejo”, advirtió un mando militar que participa en los trabajos coordinados para la seguridad física de las instalaciones de la empresa.
“Hasta mediados de 2017 les quedó claro que no se equivocaban, sino que realmente ahora (los huachicoleros) querían gas LP y que estaban perfeccionando su técnica para robarlo”, agregó.
Los ladrones de combustible usan mangueras de hasta 800 metros que van del ducto ordeñado hasta viviendas fachada en las que instalan contenedores tipo pipa, los cuales son enterrados o instalados en los patios, según las tomas clandestinas que han sido encontradas y deshabilitadas.
De ahí es transferido a carros tanque para su venta en puntos clandestinos, donde se rellenan los cilindros de uso doméstico.
En diciembre pasado, 15 personas fueron detenidas en Tepoztlán, Morelos, en un ducto proveniente de Coyotepec. Según las primeras investigaciones, los detenidos llenaban hasta 20 pipas cada 24 horas.

Comenta con Facebook