Loading

Escándalo sexual cimbra al PRI-DF

1-Escandalo-sexual> Laura Elena Arellano, quedaría en la dirigencia del partido

Agencias

MÉXICO, DF.- Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre solicitó licencia al cargo de presidente del PRI en el Distrito Federal para afrontar una investigación “a profundidad” y ante las autoridades por la contratación de edecanes que presuntamente le brindaban servicios sexuales.
El PRI local informó esta determinación dos horas después de que la dirigencia nacional emitiera un comunicado anunciando la separación de Gutiérrez del cargo, la cual supuestamente fue “acordada” entre ambas dirigencias.
El PRI nacional, además, exigió a la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) “una pronta y exhaustiva investigación” para aclarar las supuesta conducta delictiva del liderazgo local. Incluso, manifestó su disposición a colaborar con las autoridades ministeriales para agilizar la indagatoria.
La periodista Carmen Aristegui dio a conocer unas grabaciones en su programa de radio que revelan que en su oficina contrató a mujeres como secretarias o recepcionistas bajo la condición de que tuvieran relaciones sexuales con él.
La secretaria General del PRI del DF, Laura Elena Arellano, miembro de la CNOP, se quedará como dirigente local interina.
Pero existe otra vía: el artículo 85 de los estatutos del PRI, en su apartado 10, señala que el dirigente nacional del partido tiene facultad para suspender a los miembros de la dirigencia de los comités directivos estatales y nombrar un delegado que asumirá temporalmente el liderazgo para convocar a la elección y nombrar nuevo presidente estatal.
El coordinador del PRI en el Senado, Emilio Gamboa, exigió a Gutiérrez dar la cara y aclarar estas acusaciones. “Si hay grabaciones, se tiene que investigar a fondo y debe hacerlo la Procuraduría del Distrito Federal”, consideró.
Gutiérrez de la Torre, quien surgió del control de pepenadores en la capital, buscó ser dirigente del PRI desde el año 2000. Y fue hasta 2012 cuando lo consiguió, en medio de una disputa con la diputada local María de los Ángeles Moreno.
Su liderazgo ha estado marcado por su distanciamiento con la dirigencia nacional, lo que derivó en la elección de un delegado especial: Manuel Andrade, ex gobernador de Tabasco. En noviembre de 2013, el líder del PRI, César Camacho Quiroz, nombró a 16 delegados especiales por cada demarcación para reforzar el equipo con miras a las elecciones intermedias de 2015.
Sin embargo, la información de la dirigencia nacional aseguró que la solicitud de licencia de Gutiérrez de la Torre se acordó con él.
Miembros de su equipo también han estado envueltos en escándalos, como el ex diputado local del PRI, Cristian Vargas, el Dipuhooligan por romper una puerta en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) en protesta por la falta de acuerdo para la repartición de comisiones, en 2009.
Aun cuando la dirigencia local afirmó en su comunicado que interpondría una denuncia penal para deslindar responsabilidaes, al cierre de la edición, la PGJDF no tuvo registro de esta denuncia.
El especialista en temas electorales del DF, Eduardo Huchim, explicó que la presencia de Gutiérrez de la Torre al frente del PRI DF “chocaba” con la conducta de hacer política por parte de la dirigencia nacional y del priísmo institucional.

Comenta con Facebook